PSG fortalecido busca recuperar el título en Francia

París Saint-Germain se ha reforzado con decisión en un intento por recuperar el título de liga que Lille le arrebató, en una de las campañas más sorpresivas en la historia del fútbol francés.

París Saint-Germain se ha reforzado con decisión en un intento por recuperar el título de liga que Lille le arrebató, en una de las campañas más sorpresivas en la historia del fútbol francés.

El adinerado conjunto parisiense no requirió esta vez siquiera de gastar mucho dinero. Adquirió al arquero estelar italiano Gianluigi Donnarumma, al veterano zaguero español Sergio Ramos y al exvolante del Liverpool Georginio Wijnaldum mediante transferencias gratuitas.

El mayor desembolso fue el de 60 millones de euros (71 millones de dólares erogados en Achraf Hakimi, procedente del Milan, monarca de Italia.

Hakimi es uno de los mejores centrales con capacidad de ataque que hay en Europa.

De cualquier modo, el ataque no es un problema en un plantel donde militan Kylian Mbappé, el brasileño Neymar y el argentino íngel di María.

Las deficiencias atrás resultaron en cambio muy caras para el PSG en la temporada anterior, durante la que sufrió ocho derrotas dentro de la liga, un número inusitado para un plantel repleto de estrellas.

El PSG comienza su campaña de liga el sábado, frente al recién ascendido Troyes, mientras que Lille se mide el domingo con Metz.

Tras tomar las riendas la campaña anterior, ante la destitución de Thomas Tuchel, el técnico argentino Mauricio Pochettino no tendrá excusas ahora.

Ha identificado las áreas que deben mejorarse en el equipo.

Pochettino quiere que sus jugadores optimicen su estado físico y sean menos complacientes. Quizá por eso reclutó a jugadores con los que se intensificaría la competencia en pos de la titularidad.

Ramos conquistó cuatro veces la Liga de Campeones con el Real Madrid y ganó tres torneos de prestigio con la selección española. Aunque su rudeza ha enfurecido a muchos rivales, tiene un espíritu combativo indudable.

Desafiará a Presnel Kimpenbe por un puesto en la zaga central junto con el capitán brasileño Marquinhos. Una sociedad entre Marquinhos y Ramos podría aportar además goles, pues ambos son excelentes en el juego aéreo.

Donnarumma competirá por la titularidad en el arco con el costarricense Keylor Navas, uno de los mejores porteros de la temporada anterior en Europa. Aunque la decisión parecería injusta para Navas, envía un mensaje claro de que ningún jugador tiene asegurado su puesto en el PSG.

Las excepciones serían Neymar y Mbappé. PSG está desesperado por firmar un nuevo contrato con Mbappé, cuyo convenio actual expira en junio.

Wijnaldum es posiblemente el fichaje clave. Mejoraría un medio campo que careció de fortaleza durante los segundos tiempos la campaña anterior.

El equipo descarriló ante el Manchester City en las semifinales de la Liga de Campeones y frente a Lille, con una derrota en casa.

La llegada del capitán restaría algo de presión a Marco Verratti, campeón de la Eurocopa reciente. El italiano es excelente en la táctica y el pase, pero suele fatigarse cuando realiza demasiadas labores defensivas.

Aunque Lille derrotó al PSG el fin de semana pasado en el Trofeo de Campeones, su tercer encuentro seguido sin recibir un gol del club parisiense, está por verse si el conjunto del norte puede coronarse de nuevo con su nuevo técnico Jocelyn Gourvennec.

La defensa de Lille fue la mejor de la Ligue 1. El arquero Mike Maignan se destacó particularmente.

Su salida al Milan constituye un golpe, pero no el único. El ambicioso Niza se hizo del técnico Christophe Galtier.