¡Otra vez ella! Thompson-Herah completa doblete 100-200

Se anunciaba como una carrera repleta de estrellas en la que cualquiera podía ganar.

Se anunciaba como una carrera repleta de estrellas en la que cualquiera podía ganar.

Siempre y cuando esa persona se llame Elaine.

Elaine Thompson-Herah, la última en la larga lista de estrellas de la velocidad de Jamaica, el país de Usain Bolt, se impuso a sus laureadas rivales en los 200 metros el martes en la noche. Completó su segundo sprint olímpico en 21.53 segundos, el segundo mejor tiempo de la historia.

Es la segunda vez en cuatro días que Thompson-Herah gana una prueba de velocidad con un crono solo superado por los intocables récords de la estadounidense Florence Griffith Joyner. Hace 33 años, Flo-Jo corrió los 200 metros en 21.34.

El sábado, en la final de los 100, Thompson-Herah empezó a señalar el reloj unos pasos antes de cruzar la meta en 10.61, una marca que le valió para mejorar el récord olímpico pero no el de la estadounidense, 10.49.

En los 200, Thompson-Herah se esforzó hasta el final y sacó la lengua mientras echaba el pecho hacia adelante en la meta. Esta vez no hubo dudas sobre qué habría pasado si lo hubiese dado todo en la pista.

Ambos finales, por supuesto, tuvieron su recompensa en medallas de oro. Thompson-Herah tendrá al menos cuatro cuando regrese a Jamaica, y podría sumar la quinta cuando participe en el relevo 4x100 femenino este fin de semana.

Superó por 0.48 segundos a la sorpresa de la carrera, la namibia Christine Mboma, que se quedó con la plata. El bronce fue para la estadounidense Gabby Thomas.

La prueba estuvo definida tanto por quienes subieron al podio como por quienes se quedaron fuera.

Shelly-Ann Fraser-Pryce, compatriota de Thompson-Herah, terminó cuarta y Shaune Miller-Uibo, quien se centró en los 200 en lugar de en la defensa de su título de 400, acabó última.

La bahameña sigue teniendo opciones en los 400 tras terminar primera en una serie preliminar antes en el día.

Aunque la trayectoria de Thompson-Herah provoca comparaciones con la de Bolt, la velocista emula a otra jamaicana, Veronica Campbell-Brown, y a Barbel Wockel, de la antigua Alemania del Este, como la tercera atleta que repite título en los 200 en dos Juegos consecutivos.

Su victoria se cristalizó horas después que el noruego Karsten Warholm destrozó su propio récord mundial por 76 centésimas, coronándose en los 400 metros con vallas al cronometrar 45.94. Fue una carrera tan vertiginosa que el segundo, Rai Benjamin, también eclipsó el viejo récord de Warholm por más de medio segundo.

En la pértiga, el sueco Armand Duplantis aseguró pronto la victoria y acabó acabó disponiendo de tres oportunidades para batir el récord mundial de 6,19 metros. Falló los tres y se conformó con el oro y un mejor salto de 6,02.

La alemana Malaika Mihambo, con 7 metros en su último intento, superó a la estadounidense Brittney Reese en la lucha por el oro en el salto de longitud.

Estados Unidos tuvo que esperar para embolsar su segunda presea dorada en atletismo hasta el turno de Athing Mu en los 800 metros.

Y la polaca Anita Wlodarczyk se llevó el oro del lanzamiento de martillo por terceros Juegos consecutivos