CAS rechaza solicitud de bielorrusa para competir en Tokio

una batalla legal para competir en los 200 metros en los Juegos Olímpicos al tiempo en que buscaba una visa humanitaria para dejar Tokio a salvo.

una batalla legal para competir en los 200 metros en los Juegos Olímpicos al tiempo en que buscaba una visa humanitaria para dejar Tokio a salvo.

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (CAS por sus siglas en inglés) detalló el martes las acciones legales que Tsimanouskaya emprendió el lunes horas después de buscar protección en Japón durante un enfrentamiento en el aeropuerto para evitar regresar a Bielorrusia, donde cree que su vida corre peligro.

El CAS señaló en un comunicado que rechazó la solicitud de Tsimanouskaya para emitir un fallo provisional para revertir el rechazo de las autoridades olímpicas bielorrusas a que participase en los 200 metros. Las eliminatorias se celebraron en la mañana del lunes y las semifinales se corrieron en la sesión vespertina en el Estadio Olímpico.

Tsimanouskaya no fue capaz de acreditar su caso para obtener una decisión interina, indicó la corte en un comunicado en el que no dio más detalles.

El COI dijo el martes que abrió una investigación formal sobre el papel del equipo bielorruso olímpico en el incidente diplomático. Es posible que la pesquisa incluya a los funcionarios bielorrusos que llevaron a Tsimanouskaya al aeropuerto y la retiraron de la competencia.

La decisión de CAS de negar las medidas cautelares urgentes a la corredora de 24 años para competir fue tomada por el presidente del tribunal en los Juegos de Tokio. El juez es el abogado estadounidense Michael Lenard, vicepresidente de la junta de administración del CAS y que fue parte del equipo de balonmano en Los íngeles 1984.

Tsimanouskaya buscó y obtuvo protección de las autoridades japonesas en el aeropuerto Haneda de Tokio la tarde del domingo para evitar volver a Bielorrusia. Más tarde, acudió a la embajada de Polonia en en la capital japonesa, donde recibió una visa para ingresar a ese país. Polonia, a diferencia de Bielorrusia, forma parte de la Unión Europea.

Tsimanouskaya ha recibido fuertes críticas en su país por utilizar las redes sociales para arremeter contra los directivos del atletismo. La velocista denunció que la inscribieron sin su consentimiento en el equipo de relevos 4x100, una distancia que no practica.

Tsimanouskaya compitió en las eliminatorias de 100 metros el viernes. Quedó cuarta en su serie y no avanzó.

El futuro de la velocista podría estar en Polonia. El COI dijo que ya se puso en contacto con directivos de la delegación polaca para hablar de la posibilidad de que Tsimanouskaya reanude su carrera, y con funcionarios de Bielorrusa para discutir la pesquisa.

Solicitamos un reporte del (comité olímpico nacional de Bielorrusia), dijo el portavoz del COI, Mark Adams. Lo queremos hoy. Queremos escuchar a todos los involucrados. Obviamente eso puede tomar tiempo.