Brasil-México y Japón-España en semis de fútbol masculino

Sin Neymar en sus filas, Brasil tendrá la oportunidad de cobrar revancha en el fútbol olímpico masculino.

Sin Neymar en sus filas, Brasil tendrá la oportunidad de cobrar revancha en el fútbol olímpico masculino.

Casi una década después de caer 2-1 frente a México en la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la Verdeamarela se vuelve a topar el martes en semifinales contra un representante de la CONCACAF que ha sido una máquina goleadora en Japón. El duelo será en Kashima.

La jornada se completa en Saitama con el choque entre la anfitriona Japón y España, una selección con grandes pretensiones al oro al presentarse con seis jugadores que alcanzaron las semifinales del pasado Campeonato Europeo.

Nos veíamos cruzándonos en algún momento en el torneo, dijo Dani Alves, el capitán de 38 años de Brasil. Los quería en la final (mexicanos), aunque también me gusta España. México es un equipo que me encanta, tiene buen manejo del balón, agregó.

Quizá el que más hubiese esperado este momento es Neymar, el astro que no pudo coronarse en la final de Wembley y que se ausentó en Japón para reincorporarse a su club el Paris Saint-Germain tras perder la final de la Copa América contra Argentina el mes pasado.

Neymar tuvo su desquite, aunque no frente a México, al ganar finalmente el esquivo oro en la final de Río 2016, venciendo a Alemania.

Brasil ganó su grupo de primera ronda cómodamente y en cuartos derrotó 1-0 a un Egipto que exhibió una de las mejores defensas y encajó sólo dos goles en el torneo.

Tiene en sus filas al artillero Richarlison, que lidera la tabla de goleadores de la competencia con cinco.

El delantero del Everton inglés sueña con la final del 7 de agosto en Yokohama, donde el Brasil de Ronaldo, Rivaldo y Ronaldinho se consagró pentacampeón del mundo en 2002.

Pero cuidado, México llega a semis como la selección más contundente. Goleó a Francia (4-1) y a Sudáfrica (3-0) en la fase preliminar y luego demolió en cuartos a Corea del Sur (6-3). Los mexicanos no tienen a un goleador de referencia, como Brasil. Todos sus atacantes aportan una cuota.

Estamos ilusionados, soñando; a eso vinimos, a quedarnos hasta el último día, afirmó el veterano arquero y capitán Guillermo Ochoa, ausente en Londres y que en Japón también está sirviendo de motivador a sus compañeros.

Va a ser un partido difícil como siempre ante Brasil. Siempre son los favoritos, los candidatos, pero vamos a jugar el nuestro, a pelearlo, a trabajarlo y ya veremos qué pasa, añadió.

España buscará despachar a un Japón que luchó más de la cuenta y debió irse a los penales para derrotar a Nueva Zelanda en los cuartos.

La Roja ibérica busca su segunda medalla de oro en el fútbol masculino olímpico, al igual de Brasil y México. Los europeos lo lograron cuando fueron anfitriones en Barcelona 1992.

Un puñado de jugadores que llegaron a las semis de la pasada Euro alientan el sueño español en Tokio. Y más ahora que parecen haber encontrado en el banco los goles tras sufrir para hacerlos en el torneo europeo y en el actual olímpico.

El atacante Rafa Mir salió de suplente el sábado para empatar el partido 2-2 frente a Costa de Marfil en la agonía y luego metió dos más en el alargue, y España terminó ganado por 5-2.

Está por verse si el director técnico Luis de la Fuente pondrá desde el vamos frente a los japoneses al delantero del Wolverhampton inglés, al que elogió tras el pase a semis.

El que decide es el míster, yo trabajo al cien por cien para ayudar a los compañeros", dijo Mir.