Brasil, España y Japón avanzan a semis en fútbol masculino

Brasil y España, dos de las favoritas para atrapar el oro en el fútbol másculino de los Juegos Olímpicos, se instalaron el sábado en semifinales al despachar a Egipto y Costa de Marfil, respectiv...

Brasil y España, dos de las favoritas para atrapar el oro en el fútbol másculino de los Juegos Olímpicos, se instalaron el sábado en semifinales al despachar a Egipto y Costa de Marfil, respectivamente.

El anfitrión Japón también avanzó a esa instancia al derrotar en la tanda de penales 4-2 a Nueva Zelanda.

En Saitama, un gol de Matheus Cunha a los 37 minutos fue más que suficiente para que la Verdeamarela venciera 1-0 a una porfiada Egipto y alcanzar las semis, donde chocará el martes con el ganador del partido México-Corea del Sur, que se disputaba en Yokohama.

Brasil busca revalidar el oro que ganó con Neymar en Río 2016. El astro del Paris Saint-Germain no fue convocado para Tokio.

Egipto se va a casa después de sortea un grupo de primera ronda ganado por España y en el que quedó eliminada la bicampeona olímpica Argentina. El equipo egipcio, que no pudo contar en Japón con su astro Mohamed Salah, se fue con uno de los arcos menos vencido al recibir apenas dos goles en cuatro partidos.

Gracias a un triplete del suplente Rafa Mir, España derrotó en un alargue 5-2 a Costa de Marfil.

Lo del atacante del Wolverhampton Wanderers inglés fue salvador. Entró en el complemento y metió el tanto con el que empató el partido 2-2 en el tercero minuto de reposición, para mandar el choque a tiempo extra.

Mikel Oyarzabal, de penal, puso arriba a España a los 98 minutos y luego Mir sentenció con sus dos dianas postreras a los 117 y 120.

La Roja, que llegó a Japón con seis de los jugadores que accedieron a las semifinales del pasado Campeonato Europeo, se complicó de entrada, al encajar un temprano gol del marfileño Eric Bailly a los tres minutos. Dani Olmo lo empató a los 30.

Costa de Marfil volvió a adelantarse en el primer minuto de los descuentos del segundo tiempo mediante el gol de Max Gradel, lo que parecía un golpazo del que no se repondría España a esas alturas y después de dominar y generar las mayores ocasiones de gol a lo largo del partido.

Sólo por situaciones de mala suerte ha impedido que el partido terminara antes de la prórroga, consideró el entrenador español Luis de la Fuente. Valoró, empero, que el encuentro se fuese a un alargue porque permitió que jugadores como Mir descollaran en momentos clave.

Los protagonistas son hoy los jugadores, este hombre especialmente, dijo de la Fuente, en referencia a Mir que tenía a su lado en la conferencia de prensa.

España se medirá en semis contra Japón, que debió ir a la tanda de penales para derrotar a Nueva Zelanda después que el tiempo reglamentario y un alargue terminaron sin goles en la ciudad de Kashima.

La Roja ibérica busca su segundo oro en el fútbol olímpico masculino, tras el ganado en Barcelona 1992.