EEUU: Selección masculina apoya demanda salarial de femenina

La selección de fútbol masculino de Estados Unidos solicitó el viernes a una corte federal de apelaciones que restablezca la demanda salarial contra la Federación de Fútbol de Estados Unidos (USS...

La selección de fútbol masculino de Estados Unidos solicitó el viernes a una corte federal de apelaciones que restablezca la demanda salarial contra la Federación de Fútbol de Estados Unidos (USSF, por sus siglas en inglés) presentada por jugadoras de la selección nacional femenina.

Los hombres apoyamos a las mujeres en su lucha para asegurar el salario igualitario que ellas merecen, señalaron los abogados del equipo a través de un informe de un amicus curiae presentado el viernes ante la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito.

La Federación de Fútbol de Estados Unidos promociona a las selecciones nacionales de hombres y mujeres bajo el lema ˜Una nación, un equipo™. Pero por más de 30 años, la federación ha tratado a las jugadoras de la selección nacional de mujeres como ciudadanos de segunda clase, discriminando contra las mujeres en sus salarios y condiciones laborales y pagándoles menos que a los jugadores de la selección nacional de hombres, pese a que U.S. Soccer ha gozado de un periodo de crecimiento financiero extraordinario.

La petición fue presentada cuando la selección femenina de fútbol se preparaba para enfrentar a su similar de Holanda en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos en Japón, partido en que finalmente se impusieron a las holandesas en tanda de penales el viernes. Las mujeres son tetracampeonas del mundo y los hombres no lograron clasificar para la Copa del Mundo 2018.

Las jugadoras lideradas por Alex Morgan presentaron una demanda contra la USSF en marzo de 2019 argumentando que no se les ha dado un pago equitativo bajo su convenio colectivo de trabajo que vence en diciembre de 2021, en comparación con lo que la selección masculina percibe con base en su acuerdo que expiró en diciembre de 2018. La selección femenina exigieron más de 64 millones de dólares en daños más tres millones en intereses bajo la Ley de Salario Igualitario y la Fracción VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

El juez federal de distrito R. Gary Klausner en Los íngeles desestimó la querella salarial en mayo de 2020 al fallar que las mujeres rechazaron una estructura de pago por juego similar a la del acuerdo de los hombres y optaron por acceder a mejores salarios base y prestaciones que los hombres. Las mujeres pidieron al Noveno Circuito que anulara el fallo de la corte y restableciera la denuncia.

Se prevé que un panel de tres jueces atienda los argumentos orales a finales de este año o a principios de 2022.