Los penales hunden a Brasil en el fútbol femenino

La selección femenina de fútbol de Brasil se despidió de los Juegos Olímpicos el viernes tras perder por 4-3 ante Canadá en la tanda de penales de los cuartos de final. El tiempo reglamentario ac...

La selección femenina de fútbol de Brasil se despidió de los Juegos Olímpicos el viernes tras perder por 4-3 ante Canadá en la tanda de penales de los cuartos de final. El tiempo reglamentario acabó con empate 0-0.

Las canadienses sellaron su pase a semis cuando su portera, Stephanie Labbe, atajó el último lanzamiento de Rafaelle. Su próxima rival será Estados Unidos que superó a Holanda, también por penales, en una reedición de la final del último Mundial.

Christine Sinclair, la máxima goleadora internacional en el fútbol masculino y femenino, cobró el primer penal para Canadá, pero la brasileña Bárbara adivinó sus intenciones. Labbe salvó un tiro de Andressa para el 3-3, antes del acierto de Vanessa Gilles que adelantó a Canadá.

El duelo reeditó el choque por la tercera plaza en Río de Janeiro. Canadá se impuso también entonces y sumó su segundo bronce olímpico consecutivo, privando a la canarinha de subir al podio en sus Juegos.

Labbe detuvo un potente disparo de Debinha a los 40 minutos de juego y los equipos se fueron al descanso con el marcador a cero.

Vanessa Gilles trató de adelantar a Canadá con un lanzamiento de falta que se estrelló en el larguero a los 59 minutos, y Labbe tuvo otra atajada clave luego de un saque de esquina a los 119 que forzó la definición por penales.

La incombustible Formiga, la jugadora más veterana del torneo con 43 años, salió en el once titular pero fue sustituida a los 73 minutos. Podría haber sido su último partido con Brasil.

Megan Rapinoe convirtió el tanto decisivo para Estados Unidos, que venció a Holanda en los penaltis por 4-2 tras llegar al final de la prórroga con empate 2-2.

La portera de Estados Unidos Alyssa Naeher fue una de las protagonistas del encuentro tras atajar dos lanzamientos en la tanda: el primero, de Vivianne Meidema, y el de Aniek Nouwen, que fue el último de las holandesas en Yokohama.

Tras su gol, Rapinoe se volvió hacia sus compañeras, cruzó los brazos y sonrió triunfante.

Meidema amplió su récord olímpico a 10 goles tras marcar los dos de Holanda en el tiempo reglamentario.

La delantera del Arsenal inglés adelantó a su equipo a los 18 minutos, pero Estados Unidos tardó apenas 10 minutos en devolver las tablas a la pizarra con un remate de cabeza de Sam Mewis a pase de Lynn Williams.

Williams volvió a poner por delante a las estadounidenses a los 31 minutos. Meidema, que disputó su partido número 100 como internacional, hizo el 2-2 a los 54 minutos.

En los otros cruces de la jornada, Australia avanzó a su primera semifinal olímpica tras imponerse 4-3 a Gran Bretaña en la prórroga. Las Matildas se verán las caras con Suecia, que derrotó a la anfitriona Japón por 3-1 en Saitama.