Verstappen sigue molesto con Hamilton por 'irrespetuoso'

Max Verstappen considera realmente irrespetuoso el festejo realizado por Lewis Hamilton la semana pasada, tras ganar el Gran Premio de Gran Bretaña.

Max Verstappen considera realmente irrespetuoso el festejo realizado por Lewis Hamilton la semana pasada, tras ganar el Gran Premio de Gran Bretaña.

En el momento en que llegó esa victoria, Verstapen estaba en un hospital luego que el propio británico causó que chocara y lo dejó fuera de la carrera.

Si bien Hamilton lo llamó posteriormente para hablar sobre el tema, Verstappen sigue molesto con el siete veces campeón de la F1 por el percance en la primera vuelta en la curva Copse de alta velocidad. El Mercedes de Hamilton hizo contacto con el Red Bull de Verstappen, quien fue a estrellarse contra una barrera de neumáticos y requirió revisiones de precaución.

Un tipo está en el hospital y el otro ondea una bandera como si nada hubiera sucedido, cuando mandó a alguien contra una barrera a una fuerza G de 51. No solo eso, sino toda la reacción del equipo, destacó Verstappen el jueves. Así no es como uno festeja un triunfo, especialmente por la forma en que lo obtuvieron, eso es lo que me parece realmente irrespetuoso. Yo estaría molesto conmigo mismo por una acción como esa y definitivamente no celebraría así.

De paso arremetió contra Mercedes por su euforia.

Muestra lo que realmente son, sale a la luz después de una situación de presión, dijo Verstappen. Pero yo no querría ser visto así... yo no celebraría de esa forma.

Hamilton recibió una sanción de 10 segundos pero pudo rebasar al Ferrari de Charles Leclerc para tomar la cima cerca del final y llevarse su 99na victoria. De paso redujo la ventaja de Verstappen en la tabla general de 33 puntos a ocho.

No estoy contento con lo que sucedió ahí y el haber perdido tantos puntos, agregó Verstappen. No pienso que la sanción haya sido la correcta. Especialmente con la velocidad a la que íbamos, nos encontramos a millas delante de Mercedes con la velocidad. Un castigo de 10 segundos no hace nada, así que esa sanción definitivamente debió haber sido más severa.

Hamilton se defendió argumentando que al momento de festejar no estaba enterado de que Verstappen había sido trasladado al hospital.

La rivalidad entre Verstappen, de 23 años, y Hamilton, de 36, pone frente a frente a uno de los pilotos jóvenes más talentosos en años recientes con un veterano que busca un octavo título consecutivo.

El jueves por la noche, la FIA exoneró a Hamilton de cualquier acto indebido, luego de revisar el choque a petición de Red Bull.