Errores de organización empañan al ciclismo en Tokio

Las autoridades del Circuito Internacional de Fuji se disculparon con el equipo holandés luego de que la campeona mundial de contrarreloj Anna van der Breggen fue apartada de su bicicleta por el pers...

Las autoridades del Circuito Internacional de Fuji se disculparon con el equipo holandés luego de que la campeona mundial de contrarreloj Anna van der Breggen fue apartada de su bicicleta por el personal de seguridad durante un reconocimiento de la pista olímpica previo a la contrarreloj programada para el miércoles.

Aparentemente, el guardia no sabía que van der Breggen era participante de la justa olímpica. Terminó cayendo en el incidente, aunque no se lesionó y aún competirá, y un video mostró a ciclistas holandeses alrededor del automóvil de los miembros de seguridad en la pista.

Kyosuke Takei, entrenador de la ciclista japonesa Eri Yonamine, tuiteó: Todo se detuvo por un error de los organizadores. Y en el caos con los guardias, Anna fue amenazada y derribada.

En otro tuit, Takei escribió: Fue un gran lío hoy en la previa a la contrarreloj. Estaba muy triste. El organizador tiene muy poco respeto por los ciclistas. Sé que todos están trabajando duro en su propio lugar. Fue un desastre terrible.

Los organizadores de Tokio han sido criticados por su trabajo en varias instalaciones de ciclismo.

El lunes, el excampeón mundial de BMX, Niek Kimmann, chocó a toda velocidad con un comisario de carrera que había cruzado la vista durante una vuelta de entrenamiento. Ambos cayeron al suelo y Kimmann, uno de los favoritos para ganar la medalla de oro cuando se lleve a cabo la competencia esta semana, dijo que se lastimó la rodilla en el impacto.

Así que esto ocurrió hoy", escribió Kimmann en una publicación de redes sociales que incluía un video. Le pegué a un comisario que quería cruzar la segunda recta. Espero que el comisario esté bien. Me duele la rodilla, pero ¡haré todo lo posible para estar listo para el jueves!.

Los organizadores han tenido problemas con el programa de ciclismo desde que Tokio fue anunciada como sede de los Juegos Olímpicos.

Primero, hubo planes para que construir un velódromo temporal en la capital japonesa, permitiendo que la mayor parte del programa de ciclismo se llevara a cabo en el centro de la justa. Pero el plan fue eliminado en un intento por reducir gastos. El programa que arranca la próxima semana fue trasladado a dos horas al suroeste de Tokio, a una pista existente en la lejana ciudad de Izu.

Allí también se llevó a cabo la competencia de ciclismo de montaña en los últimos dos días, y justo al sur del Circuito Internacional de Fuji, donde se realizarán las carreras de ruta y las contrarrelojes. La larga distancia a todas esas instalaciones desde Tokio ha provocado dolores de cabeza a los directivos de equipos y a los medios de comunicación, que sólo pueden utilizar el transporte aprobado por los Juegos Olímpicos durante una cuarentena relajada de 14 días, pero que no estaban al tanto de que habría un servicio de autobús extremadamente limitado cada día.

Como resultado, apenas un par de reporteros del enorme contingente habitual de medios británicos que generalmente sigue a sus atletas de ciclismo pudo cubrir la victoria de Tom Pidcock, que le dio a su país su primera medalla de oro en ciclismo de montaña.