Británico Pidcock se corona en ciclismo de montaña

Tom Pidcock se impuso el lunes en la prueba masculina de ciclismo de montaña de los Juegos Olímpicos, y extendió el dominio británico de ruta y pista a la tierra.

Tom Pidcock se impuso el lunes en la prueba masculina de ciclismo de montaña de los Juegos Olímpicos, y extendió el dominio británico de ruta y pista a la tierra.

Tras dejar al campeón olímpico reinante Nino Schurter y a su compatriota suizo Mathias Flueckiger atrás en la cuarta de las siete vueltas al circuito, el versátil prodigio británico de 21 años dominó la carrera para coronarse en el recorrido más arduo de la historia olímpica.

Flueckiger trató de darle caza en vano pero se colgó la plata, mientras que el español David Valero logró un sorpresivo bronce.

Pidcock, que divide su tiempo entre la bicicleta de carretera y la de montaña, ganó la Copa del Mundo en Nove Mesto a principios de año. Pero sus credenciales como favorito en Tokio se habían desvanecido tras un par de aparatosas lesiones de las que pudo recuperarse a tiempo.

Otro de los favoritos, Mathieu van der Poel, sufrió una dura caída en un tramo cuesta abajo en la primera de las siete vueltas técnicas. El holandés, cuya preparación olímpica consistió en ganar una etapa del Tour de Francia y pasó seis jornadas luciendo el maillot amarillo, acusó dolores en las costillas y finalmente se retiró.

Como ya ocurrió en las pruebas de ruta durante el fin de semana, ésta tuvo también público a lo largo del circuito, porque los estrictos protocolos contra el COVID-19 que han prohibido la presencia de fanáticos en la mayoría de las sedes olímpicas no están vigentes en Izu, donde se disputó la prueba.