Dirigente colombiano deberá disculparse con las futbolistas

La Corte Constitucional ordenó el viernes que el dueño del club colombiano Deportes Tolima rectifique y ofrezca disculpas públicas por afirmar hace más de dos años que el fútbol femenino era un ...

La Corte Constitucional ordenó el viernes que el dueño del club colombiano Deportes Tolima rectifique y ofrezca disculpas públicas por afirmar hace más de dos años que el fútbol femenino era un caldo de cultivo de lesbianismo y que muchas jugadoras bebían alcohol en exceso.

Gabriel Camargo, el dueño del conjunto de Ibagué, fue alguna vez senador, y causó indignación en diciembre de 2018 por sus declaraciones.

Aparte de los problemas que hay con las mujeres que son más tomatrago que los hombres, comentó en aquel entonces, antes de señalar que el fútbol femenino en Colombia es un caldo de cultivo de lesbianismo tremendo.

La declaración provocó un rechazo generalizado. La Defensoría del Pueblo, en representación de las jugadoras, inició una acción en contra de Camargo y la Corte falló en favor de las deportistas.

Durante el proceso, el dueño del club de la primera división se disculpó pero la Corte lo consideró insuficiente.

Según el tribunal, la opinión de Camargo: establece diferencias arbitrarias y humillantes respecto de un grupo poblacional de especial protección constitucional en razón de su género y orientación sexual.

La corte calificó además la declaración de discriminatoria en contra de la mujer. Otorgó 15 días de plazo para que Camargo convoque una conferencia de prensa virtual, en la que deberá leer el comunicado a través del cual ofreció disculpas públicas y se retractó de sus declaraciones" originalmente.

"También tendrá que hacer referencia a las disposiciones adoptadas por la FIFA y la Federación Colombiana de Fútbol para enfrentar la discriminación por razones de género, señala el fallo.

Las futbolistas y organizaciones que representen a la mujer podrán participar y formular preguntas. Tolima dispondrá de seis meses para que ponga en práctica un programa guiado a erradicar cualquier práctica discriminatoria del plantel femenino.