Igual que en el 64, Tokio enfrenta un gran desafío olímpico

encendió el pebetero para inaugurar los 18vos Juegos Olímpicos en el estadio nacional.

encendió el pebetero para inaugurar los 18vos Juegos Olímpicos en el estadio nacional.

Tomizawa entrevistó a 70 deportistas de 16 naciones. Algunos habían estado en Japón en los años 50 y 60. Creo que todos se sorprendieron cuando llegaron a Japón, convencidos de que se toparían con una economía muy rezagada".

También los abrumó la naturaleza de los japoneses.

Para los canadienses, los australianos, los estadounidenses, los británicos... eran un enemigo brutal, relató Tomizawa. Pero cuando llegaron, los recibieron cálidamente y los ayudaron y apoyaron mucho. Fue algo inesperado para todos.

También encontraron una enorme capacidad operativa.

Los actuales organizadores de la justa necesitarán capacidades parecidas, aunque el solo hecho de poder completar la justa será considerado un éxito, sin importar las bondades de la competencia ni sus costos.