Los contrastes marcan las carreras de ruta en Tokio

Las carreras de rutas en ambas ramas que abrirán el programa de ciclismo en los Juegos Olímpicos tienen como común denominador que arrancan en medio del os bosques del Parque Musashinonomori y la m...

Las carreras de rutas en ambas ramas que abrirán el programa de ciclismo en los Juegos Olímpicos tienen como común denominador que arrancan en medio del os bosques del Parque Musashinonomori y la meta en la autopista Fuji.

Después de tramos en las afueras de Tokio, los recorridos difieren. Los hombres tendrán que subir dos veces a lo alto del Monte Fuji, mientras que las mujeres lo evitarán. Los hombres también deberán ascender el puerto de Mikuni, cubriendo 233 kilómetros de distancia (145 millas), en contraste a los 136 kilómetros (85 millas) de las mujeres, más el doble de distancia en ascensos.

Pero la mayor diferencia entre los hombres y mujeres será esta: más de diez hombres asoman con posibilidades de colgarse el oro olímpico el sábado, mientras que la competencia femenina el domingo ofrece un duelo entre cuatro holandesas contra el resto del mundo.

Todo el mundo busca descifrar cómo poder vencer a las chicas holandesas, reconoció Jim Millerl, el directo de alto rendimiento de la Federación Estadounidense de Ciclismo.

Las holandesas cuentan con un auténtico ˜Dream Team™ del ciclismo.

Su líder es Anna van der Breggen, la reinante campeona olímpica y que viene de una contundente victoria en el Giro de Italia Donne. Las otras son Marianne Vos, ganadora del oro en Londres 2012; Demi Vollering, ganadora de La Course by Le Tour y la Lieja-Bastoña, Lieja; Annemiek van Vleuten, quien iba al frente en la carrera de ruta de los Juegos de Río antes de sufrir una caída que le dejó con tres fracturas de huesos en la columna vertebral.

Entre sí, las cuatro holandesas acumulan nueve campeonatos mundiales, tres medallas olímpicas y prácticamente toda competencia femenina de jerarquía.

Tenemos una camada fenomenal de ciclistas y podríamos presentar hasta tres equipos olímpicos. Es un lujo", dijo el entrenador del equipo holandés, Loes Gunnewijk.

Antes que las mujeres salgan a la ruta, los hombres saldrán a pedalear por una de las primeras medallas que se adjudicarán en los aplazados Juegos de Tokio.

Entre los que tomarán la largada el sábado estará Tadej Pogacar, apenas seis días después que el esloveno enlazó su segunda victoria consecutiva en el Tour de Francia, acompañado por su compatriota Primoz Roglic.

La ruta olímpica suele favorecer a los especialistas de clásicas de un día que los corredores de los Grand Tours, pero el prolongado ascenso y la arremetida hacia la meta abren el compás para que Pogacar y Roglic sean aspirantes a la victoria en el Fuji.

Otro candidato es el ecuatoriano Richard Carapaz, tercero en el último Tour.

Los escarabajos colombianos, con Nairo Quintana y Sergio Higuita a la cabeza, también tendrán la oportunidad de lucirse.

El campeón defensor Greg van Avermaet vyelve con el equipo de Bélgica, pero será escudero de Remco Evenepoel y Wout van Aert, exponentes de la nueva generación. Van Aert viene de ganar tres etapas en el Tour.

Gran Bretaña cuenta con la experiencia de Geraint Thomas y los hermanos Simon y Adam Yates; Australia apuesta fichas con Richie Porte, Dinamarca presenta a Jakob Fuglsang; y Kazajistán cifra esperanzas con Alexey Lutsenko.

Tampoco hay que olvidarse de los hombres holandeses: Bauke Mollema ganó una etapa en el Tour y Wilco Kelderman sorprendió al quinto en la clasificación general.

Varios de los muchachos fueron al Tour para ponerse en forma para los Juegos. Quizás tengan la ventaja", dijo Evenepoel. Pero alguien como Tadej sabe recuperarse rápidamente de una dura carrera. También sabe hacer las cosas, así que es un favorito. También tienes a Wout, quien estuvo volando las últimas semanas y se encuentra en el mejor momento de su vida.