Deportista española se queja de condiciones para lactancia

La capitana del equipo español de nado sincronizado se quejó de las medidas drásticas por los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio que han imposibilitado que ella pueda llevar a su bebé...

La capitana del equipo español de nado sincronizado se quejó de las medidas drásticas por los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio que han imposibilitado que ella pueda llevar a su bebé a Japón.

Ona Carbonell usó su cuenta en Instagram para decir que tuvo que dejaren casa a su hijo de 11 meses pese la aparición de algunas noticias que sugerían la posibilidad de que los deportistas pudiéramos viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio acompañados de nuestros hijos lactantes o de corta edad.

Hemos sido informados por las entidades organizadoras de unas medidas sumamente drásticas que imposibilitan esta opción para mí. Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él, dijo.

Agregó que Nuestra única posibilidad es esperar al fin de esta pandemia para que vuelva la normalidad, y con ella las medidas necesarias para que la conciliación familiar y deporte de élite durante una competición sea más fácil para todos.

No se permitió que los familiares acompañasen a los deportistas a Tokio debido a las restricciones por la pandemia de COVID-19, pero el Comité Olímpico Internacional había dicho el mes pasado que las madres lactantes podrían llevar sus bebés a Japón. Ese anuncio se produjo tras protestas de la baloncestista canadiense Kim Gaucher y la futbolista estadounidense Alex Morgan.

Carbonell le dijo a la prensa española que las madres lactantes tendrian que dejar la burbuja de la Villa Olímpica para amamantar, aumentando su riesgo d e infección y poniendo además en mayor riesgo a sus compañeras de equipo. Los bebés y quienes los cuidan tendrán que quedarse en hoteles.

Mi pareja debía estar con mi hijo en una habitación de hotel encerrados durante todo lo que dure mi estancia allí y yo debía desplazarme desde la villa para hacer la lactancia. No puedo poner en riesgo al equipo, lo mío no es un deporte individual, y además tampoco pueden estar mi pareja y mi hijo tres semanas metidos en un hotel".

La baloncestista sí Gaucher viajó a Tokio con su niña pequeña.