Yanquis y Rockies lidian con brotes de COVID

no estaba vacunado, indicaron los Yanquis. El manager Aaron Boone pronosticó que cada uno de los jugadores que dieron positivo se ausente al menos 10 días desde el momento en que se obtuvo el result...

no estaba vacunado, indicaron los Yanquis. El manager Aaron Boone pronosticó que cada uno de los jugadores que dieron positivo se ausente al menos 10 días desde el momento en que se obtuvo el resultado de su prueba.

Algunos de los peloteros experimentan síntomas leves, pero Boone comentó que ninguno ha enfermado gravemente.

Gerrit Cole, el as de los Yanquis, comparó las noticias con la sensación de ser atropellado por un camión invisible.

Los Yanquis se sometieron a otra ronda de pruebas rápidas el viernes, sin que ésta revelara más casos positivos.

Nueva York, cuarto en la División Este de la Liga Americana con una decepcionante foja de 46-43, figuró entre los primeros equipos en llegar al umbral de 85% de vacunados, lo que permitió relajar los protocolos de coronavirus, retirando por ejemplo la obligación de usar mascarilla en cuevas y bullpens.

Nueva York convocó a cuatro jugadores de su filial de Triple A en Scranton/Wilkes-Barre el viernes: el primera base Chris Gittens, el infielder Hoy Park, el jardinero Greg Allen y el receptor Rob Brantly. El jardinero Trey Amburgey fue ascendido el jueves, cuando el zurdo Zack Britton también fue recuperado de la lista de inactivos por 10 días por lesión.

Grandes Ligas realiza el rastreo de contactos bajo sus propios protocolos.

Nueva York anunció que el partido aplazado del jueves se realizará como parte de una doble cartelera de admisión dividida en el Yankee Stadium el 17 de agosto.