Tokio: Deportista ugandés desaparece de campamento olímpico

un día antes.

un día antes.

El equipo de Uganda ya había puesto a prueba los controles sanitarios y de rastreo en Japón.

A su llegada el 19 de junio al Aeropuerto Internacional de Narita, un integrante del equipo dio positivo en COVID-19 y tuvo que hacer cuarentena en la terminal. A los otros ocho se les permitió viajar más de 500 kilómetros (300 millas) en un autobús fletado a Izumisano, para un campamento de entrenamiento.

Días después, otro miembro del equipo arrojó positivo en el virus, lo que provocó que siete empleados de la ciudad y los choferes que habían estado en contacto cercano con el equipo se tuvieran que aislar. Las autoridades sanitarias informaron que detectaron la variante delta en ambos deportistas ugandeses.

Los dos afectados completaron sus cuarentenas y el equipo ha seguido entrenándose desde el 7 de julio.