Ohtani gana el Juego de Estrellas... y batea también

Shohei Ohtani agradeció que todas las miradas se posaran sobre él. Y Vladimir Guerrero tampoco desaprovechó el escaparate.

Shohei Ohtani agradeció que todas las miradas se posaran sobre él. Y Vladimir Guerrero tampoco desaprovechó el escaparate.

Ohtani lució su recta de 100 mph para resolver un inning perfecto y llevarse la victoria el martes, al convertirse en el primer pelotero en disputar el Juego de Estrellas elegido como pitcher y bateador. El dominicano Guerrero sacudió un jonrón de 468 pies, y la Liga Americana se impuso el martes 5-2 a la Nacional.

Fue la octava victoria del Joven Circuito en el clásico de mitad de temporada. La edición del año anterior se canceló debido a la pandemia.

Desde el comienzo, la atención se concentró en Ohtani. Los peloteros de ambos equipos se recargaron en las vallas de los dugouts para observarlo. Y el astro japonés conectó de 2-0 , con un par de rodados, como primero en el orden y bateador designado de la Americana.

Jared Walsh, compañero de Ohtani en los Angelinos de Los íngeles, se deslizó para capturar en el jardín izquierdo una línea que salió del bate de Kris Bryant. Evitó así una catástrofe con las bases llenas en el octavo inning.

Mike Zunino disparó otro jonrón por la Americana, que mejoró a una foja de 46-43-2 en el Juego de Estrellas.

Contrastaron con un resultado habitual los nuevos uniformes, considerados más un ponche que un jonrón en las redes sociales.

A sus 22 años, Guerrero se convirtió en el pelotero más joven de la historia en ser nombrado el Jugador Más Valioso de este duelo.

J.T. Realmuto bateó un cuadrangular por la Nacional en el Coors, un estadio que suele favorecer el bateo, a una altitud de 1.600 metros sobre el nivel del mar.

Ohtani, el derecho de 27 años que está en su cuarta campaña dentro de las mayores, ha deslumbrado en los últimos meses.

Lidera las Grandes Ligas con 33 jonrones y tiene una foja de 4-1 en 13 aperturas como lanzador. Se trata de un desempeño que no se veía desde que Babe Ruth destacaba en el montículo y con el madero en 1929 y 20.

Luego, el Bambino renunció al pitcheo y se dedicó a disparar jonrones.

Ésta ha sido la experiencia más memorable, dijo Ohtani. Evidentemente, nunca he jugado en los playoffs ni en la Serie Mundial. Una vez que lo haga, eso probablemente será superior. Pero esto ha sido hasta ahora lo más memorable.

En Denver, dos cifras de tres dígitos ilustran el desempeño de Ohtani. El lunes, conectó un leñazo de 513 pies durante el Derby de Jonrones. Un día después, lanzó una recta de 100,2 mph a Nolan Arenado.

Es tan bueno como todos dicen, comentó Arenado. Su recta tuvo un rompimiento ligero. Y es un pelotero realmente bueno, increíble.

Tras el concurso del lunes, Ohtani no se levantó sino hasta las 10:30 de la mañana.

Fue algo un poco más cansado en relación con la temporada regular, pero me sentí bien, porque todos se divirtieron, indicó.

Asistieron al parque 49.184 espectadores, todo un cambio respecto de la campaña regular de 2020, que se disputó en estadios vacíos por la pandemia.

La racha de triunfos de la Americana es la más larga que ha conseguido. Está a tres del récord impuesto por la Nacional de 1972 a 82.

Desafortunadamente he sido parte de tres de estas derrotas, dijo el manager del Viejo Circuito, Dave Roberts. No es la cosa de la que esté más orgulloso.

Por la Americana, los dominicanos Nelson Cruz de 1-0, Guerrero de 3-1 con una anotada y dos impulsadas, Rafael Devers de 2-1, José Ramírez de 1-0, Teoscar Hernández de 2-1 con una anotada. El venezolano Salvador Pérez de 2-0. El cubano Adolis García de 2-1.

Por la Nacional, los dominicanos Fernando Tatis Jr. de 2-0, Manny Machado de 1-1 con una anotada. Los venezolanos Eduardo Escobar de 1-1, Omar Narváez de 2-1.