El Juego de Estrellas se convierte en el show de Ohtani

para lidiar con eso, porque veo a los muchachos cuando lanzan, la planeación previa a los partidos, y él hace esa planeación y después tiene que tomar su práctica de bateo.

para lidiar con eso, porque veo a los muchachos cuando lanzan, la planeación previa a los partidos, y él hace esa planeación y después tiene que tomar su práctica de bateo.

Freeman también fue lanzador y jugador en la secundaria, cuando su recta alcanzaba cerca de 95 mph, y la mayoría de los equipos en 2007 lo querían como pitcher, salvo los Bravos y los Cachorros de Chicago. Recuerda las dificultades que enfrentaba en ese momento, incluso a ese nivel.

Mi codo me estaba matando, señaló.

El tercera base de San Diego, Manny Machado, sonrió cuando se le preguntó sobre su talento como lanzador: Me vapulearon cuando tenía 18 años, y esa fue la última vez que lancé.

Con un contrato que parece una ganga de 3 millones de dólares para este año y 5,5 millones para la siguiente campaña, Ohtani será elegible al arbitraje en 2022. Si mantiene ese paso, existe la posibilidad de duplicar el precio habitual en su última temporada antes de la agencia libre, tal vez en el rango de los 30 o 40 millones de dólares. O más.