Toleteros aprovechan la altura en Juego de Futuras Estrellas

Para Brennen Davis, batear a la altura del Coors Field era una oportunidad enorme de lucirse a la ofensiva, muy distinto a los parques en que suele jugar.

Para Brennen Davis, batear a la altura del Coors Field era una oportunidad enorme de lucirse a la ofensiva, muy distinto a los parques en que suele jugar.

Actualmente juego en Knoxville, Tennessee, afirmó el jardinero de la filial de los Cachorros de Chicago en categoría Doble A. Es evidente.

El pelotero de 21 años pegó dos cuadrangulares y fue nombrado el Jugador Más Valioso en la victoria del domingo de 8-3 de la Liga Nacional sobre la Americana en el Juego de Futuras Estrellas.

El cubano José Barrero, de Cincinnati; Michael Toglia, de Colorado; y el venezolano Francisco ílvarez, de los Mets, también aportaron jonrones en el partido de exhibición de los jóvenes talentos en el Coors Field, que a una altura de 5.186 pies es el más elevado de Grandes Ligas. El lunes se realizará ahí el derbi de jonrones y el martes el Juego de Estrellas.

Barrero jugó 24 partidos con los Rojos el año pasado con el nombre de José García y se cambió de nombre en mayo en honor a su madre, que falleció de COVID. El cubano de 23 años bateó un jonrón solitario en la primera entrada al conectar una recta de Cole Winn, de Texas, quien cargó con la derrota.

La edición del Juego de Futuras Estrellas del año pasado fue cancelada, al igual que todas las temporadas de ligas menores, por la pandemia del coronavirus, y el inicio de la actual campaña de ligas menores fue aplazada un mes hasta el 4 de mayo. Muchos prospectos lo resintieron.

Mi cuerpo aún no se acostumbra a jugar, afirmó el infielder de 22 años Jeter Downs, de la filial de Boston en categoría Triple A, que conectó un doblete de dos carreras ante Ethan Small, de Milwaukee, en la séptima y última entrada. Aún siento como si tuviera mucho camino qué recorrer.

Toglia, un pelotero de 22 años que juega para el Spokane de Clase A y familiarizado con el Coors Field por su etapa con el sistema de los Rockies, fue vitoreado por muchos de los 49.012 aficionados presentes, por mucho la mayor cantidad de público ante el que ha jugado.