México sufre la baja de Lozano en empate con Trinidad

México sacó un costoso empate de 0-0 ante Trinidad y Tobago el sábado por la noche en su presentación en la Copa de Oro del 2021 tras la baja por lesión de su estelar delantero Hirving Lozano.

México sacó un costoso empate de 0-0 ante Trinidad y Tobago el sábado por la noche en su presentación en la Copa de Oro del 2021 tras la baja por lesión de su estelar delantero Hirving Lozano.

El Chucky Lozano, artillero del Napoli italiano, salió lesionado a los 18 minuots luego de un choque con el portero trinitario Marvin Phillip. Lozano quedó inerte en el campo de juego y sangrando profusamente del ojo. Recibió primeros auxilios por parte de los servicios de emergencia, colocándose un collarín para luego sacarlo en un carrito.

En su cuenta de Twitter, la selección mexicana informó que el jugador está estable, consciente y le harán los estudios correspondientes en un hospital en Dallas.

Vivimos un momento de desesperación, estábamos consternados por el golpe, dijo Jorge Theiler, el auxiliar del seleccionador Gerardo Martino. "Pensábamos que había afectado su salud y nos preocupamos; ahora estamos más tranquilos al saber que está bien.

Theiler dirigió ante Trinidad debido a que el Tata Martino arrastraba una suspensión tras haber sido expulsado en la final de la Liga de Naciones que México perdió ante Estados Unidos el mes pasado.

México empató sin goles ante un rival de la zona por tercera ocasión en sus últimos cinco partidos, pese a que reforzó su delantera con el argentino nacionalizado Rogelio Funes Mori.

Funes Mori recibió su pasaporte mexicano hace tres semanas y luego de recibir el aval de FIFA debutó la semana pasada con México. El Tri ha sufrido problemas ofensivos ante la ausencia de su goleador Raúl Jiménez, quien se fracturó el cráneo a finales del año pasado.

México ahora se enfrentará a Guatemala el próximo miércoles en su segundo partido del torneo y cerrará la primera fase ante El Salvador.

De última hora, los guatemaltecos reemplazaron a Curazao, que se quedó fuera por un alto número de contagios de coronavirus en su plantilla.

Los mexicanos son los campeones defensores del torneo y los grandes favoritos para repetir como monarcas regionales.

El partido se detuvo a los 85 minutos y 90 minutos porque el árbitro del encuentro detectó que en las tribunas se presentó el grito homofóbico en contra del arquero que ya provocó varias sanciones de la FIFA, incluyendo la última para jugar dos partidos sin espectadores.