Argentina-Brasil, final estelar para una copa improvisada

La Copa América más improvisada tendrá la final soñada.

La Copa América más improvisada tendrá la final soñada.

Argentina y Brasil chocarán por el título continental el sábado en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, escenario de algunas de las finales más recordadas en la historia del fútbol mundial. Será un cierre memorable para un torneo plagado de contratiempos y que a último momento se mudó a uno de los países más afectados del planeta por la pandemia de coronavirus.

El duelo entre los dos gigantes del fútbol sudamericano, que suman en conjunto siete títulos mundiales y 23 continentales, también ofrecerá un cara a cara entre las superestrellas Lionel Messi y Neymar, amigos fuera de la cancha que ansiaban encontrarse en la final.

El astro argentino quiere liberar a la Argentina de una mochila de 28 años sin títulos. Estuvo cerca en las finales de 2007, 2015 y 2016 de la Copa América y en el Mundial 2014, pero todas fueron esquivas.

Lo que más quiero es ganar un título con la selección, declaró Messi tras la victoria 3-2 por penales sobre Colombia el martes en la segunda semifinal. Estamos muy ilusionados, conseguimos el primer objetivo que era la final, jugar todos los partidos, y ahora más ilusionados que nunca vamos en búsqueda de esa copa.

Neymar, el crack brasileño que se perdió por lesión el título continental obtenido en casa hace dos años, había expresado su deseo de jugar contra Argentina la víspera tras superar 1-0 a Perú en la otra semifinal.

Pero en la final gana Brasil, je, auguró la estrella del Paris Saint-Germain.

Existe un antecedente previo de un Messi-Neymar por un trofeo. Fue en 2011, cuando el Barcelona de Messi goleó 4-0 al Santos de Neymar en la final del Mundial de Clubes.

Argentina y Brasil protagonizaron más de 100 enfrentamientos en la historia, pero apenas en cuatro ocasiones fue en una final.

La Albiceleste ganó 2-0 con doblete de Vicente De la Mata el primer duelo en 1937 por la definición del Campeonato Sudamericano, antecedente de la Copa América, pero el pentacampeón mundial festejó en las restantes definiciones.

En la final de la Copa América 2004 de Perú, un Brasil en plena renovación se impuso 4-2 en la definición por penales luego que Adriano empató 2-2 en la última jugada del tiempo regular.

Un año después, volvieron a medirse en el último partido de la Copa Confederaciones en Alemania, con triunfo 4-1 de la Canarinha de Kaká y Ronaldinho.

En la Copa América de Venezuela 2007, Brasil goleó 3-0 en el primer traspié de Messi con su selección.

El antecedente más fresco fue el triunfo de Brasil 2-0 en la semifinal de la Copa América 2019. Gabriel Jesus y Roberto Firmino, ambos en el actual plantel, fueron los autores de los goles. Gabriel Jesus no podrá jugar el sábado por suspensión.

La Albiceleste aspira a levantar el 15to trofeo continental e igualar a Uruguay como máximo ganador. El anfitrión busca el décimo.

Se jugará sin público en el Maracaná debido a las restricciones por la pandemia. Fue el mismo escenario donde la Argentina de Messi cayó 1-0 en una prórroga en la final de la Copa del Mundo 2014.

¿Argentina protagonizará su Maracanazo o Brasil ratificará su paternidad?