Inglaterra ante la imprevisible Dinamarca en semis del Euro

Inglaterra carga con el peso de las expectativas generadas por su desempeño. Dinamarca es pura determinación tras vivir momentos dramáticos en su debut.

Inglaterra carga con el peso de las expectativas generadas por su desempeño. Dinamarca es pura determinación tras vivir momentos dramáticos en su debut.

Reinará un ambiente emotivo en el estadio de Wembley cuando ingleses y daneses se midan el miércoles por las semifinales del Campeonato Europeo. Antes del encuentro, el capitán inglés Harry Kane entregará al capitán danés Simon Kjaer una camiseta con el número 10 y el nombre de Christian Eriksen, que sufrió un paro cardíaco en el debut de Dinamarca en el torneo y tuvo que ser resucitado. La casaca llevará la firma de todos los jugadores ingleses.

Vimos todo lo que sucedía por televisión, comentó al defensor inglés Kieran Trippier, quien fue compañero de Eriksen en el Tottenham. Somos amigos. Lo importante es que se está recuperando.

Dinamarca se sobrepuso al golpe que representó el incidente de Eriksen y llegó a las semifinales por primera vez desde 1992, cuando sorpresivamente se llevó el título.

Estas últimas cuatro semanas vivimos las emociones de toda una vida, dijo el técnico danés Kasper Hjulmand. Confrontamos la muerte en un partido.

Eriksen fue resucitado con un desfibrilador.

Después de perder sus dos primeros partidos, incluido el duelo con Finlandia en el que se produjo el episodio de Eriksen, Dinamarca quedó al borde de la eliminación. Pero cambiaron de fórmula, pasando de un 4-2-3-1 a un 3-4-3, y la medida funcionó. Le ganaron a Rusia, clasificándose raspando a los octavos de final. Acto seguido dejaron en el camino a Gales y la República Checa.

Kasper Dolberg anotó tres goles, Pierre-Emile Hí¸jbjerg brilló en el mediocampo y el arquero Kasper Schmeichel aporta un liderazgo que va más allá de sus grandes atajadas.

Es notable todo lo que hemos vivido, comentó el volante Christian Norgaard. Tenemos que pellizcarnos a veces para darnos cuenta de todo lo que hemos logrado.

En cierta medida, es la misma sensación que tuvieron los ingleses al llegar inesperadamente a las semifinales de la Copa Mundial del 2018, torneo en el que no se esperaba mucho de ellos.

Ahora que están en otra semifinal (también llegaron a esa instancia en la Liga de Naciones de la UEFA), muchos piensan que con eso no basta.

La base del éxito inglés parte de la defensa, que no ha cedido un solo gol en cinco partidos, de los cuales solo uno no jugó en Wembley, el de los cuartos de final, en los que despachó 4-0 a Ucrania en Roma.

Trippier dice que su técnico en Atlético de Madrid, Diego Simeone, prioriza siempre la defensa.

Se asegura de que siempre se toman recaudos defensivos. Si no lo haces, te cae encima en el vestuario, comentó el inglés, que acaba de salir campeón de España con el Atlético.