Merrit logra hoyo en uno; comparte liderato con Nieman

El estadounidense Troy Merrit consiguió un hoyo en uno en el undécimo, de 219 yardas, en el Club de Golf Detroit para terminar el sábado con 67 golpes, cinco bajo par, y comparte con el chileno Joa...

El estadounidense Troy Merrit consiguió un hoyo en uno en el undécimo, de 219 yardas, en el Club de Golf Detroit para terminar el sábado con 67 golpes, cinco bajo par, y comparte con el chileno Joaquín Niemann el liderato del torneo Rocket Mortgage Classic.

Niemann, que al cabo de 36 hoyos compartía el liderato con el británico Tom Lewis, logró el empate cuando cerró con dos golpes el 17mo desde 14 metros (46 pies). Terminó con par el último hoyo, el más difícil del recorrido para 68 golpes.

El estadounidense Hank Lebioda (66) y el australiano Cam Davis (67) acumulaban un golpe más y el estadounidense Brandon Hagy (68) dos. Lewis (71) figuraba entre seis jugadores con tres golpes más que los líderes en el campo relativamente corto y de greens sin complicaciones.

El líder de la primera ronda, el estadounidense Davis Thompson (76) estaba rezagado seis golpes. Después de empatar en la primera ronda la marca del recorrido de 63 golpes, cerró los últimos 36 hoyos con uno sobre par: 73 y 72 golpes respectivamente.

Merrit, de 35 años, consiguió su primer hoyo en uno en el Circuito de la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA por sus siglas en inglés) con el bastón de cierro 5 y la pelota rebotó sólo una vez diectamente al hoyo. Merrit se puso en este momento en ventaja de tres golpes. Tuvo bogey en el siguiente y perdió terreno permitiendo que varios jugadores congestionaran el liderato. Dejó de ser el líder absoluto porque cerró sus últimos seis hoyos consecutivos con par.

Merrit ganó su segundo título del Circuito de la PGA en el Campeonato Barbasol de 2018. Al año siguiente no compitió durante dos meses debido a una cirugía en la que le retiraron una costilla después de que se le formara un coágulo de sangre que iba de su pecho al codo izquierdo.

En 2021, antes de Detroit, había terminado en tres competiciones dentro de los 10 primeros lugares, incluidas dos en mayo, para para ponerse a un torneo de alcanzar su mejor desempeño en un año desde su estreno en 2010 en el Circuito de la PGA.