Italia supera 2-1 a Bélgica y se cita con España en semis

Con goles de Nicolí² Barella y Lorenzo Insigne en el primer tiempo, Italia doblegó el viernes 2-1 a Bélgica para instalarse en las semifinales del Campeonato Europeo.

Con goles de Nicolí² Barella y Lorenzo Insigne en el primer tiempo, Italia doblegó el viernes 2-1 a Bélgica para instalarse en las semifinales del Campeonato Europeo.

Romelu Lukaku descontó de penal poco antes del descanso, pero los belgas desperdiciaron múltiples ocasiones para empatar en la segunda parte, ante unos zagueros italianos que festejaron como si fueran goles las ocasiones en que frenaban a los atacantes.

Barella adelantó a Italia a los 31 minutos, luego que Jan Vertonghen no atinó a alejar un balón. Marco Verratti lo cedió hacia Barella, quien eludió a dos defensas belgas y clavó hacia el segundo palo.

Insigne aumentó a los 44 con un remate combado al ángulo superior, luego de superar a un defensa y encarar a otros dos.

El penal se sancionó a raíz de que Giovanni di Lorenzo empujó a Jeremy Doku, poco después del descanso. Lukaku hizo después el 2-1 al convertir por el centro del arco.

Fue apenas el segundo tanto recibido por la Azzurra en el certamen.

Italia se las verá con España en las semifinales el martes en el estadio Wembley de Londres. A primera hora, la Roja derrotó a Suiza por penales en San Petersburgo.

En el segundo tiempo, Leonardo Spinazzola hizo apenas lo suficiente para impedir un tanto de Lukaku sobre la línea, cuando ya se cantaba el empate.

Spinazzola, besado por sus compañeros agradecidos, debió abandonar después la cancha en camilla, por una lesión en una pierna.

Kevin De Bruyne arrancó como titular por Bélgica tras recuperarse de una dolencia en el tobillo izquierdo, pero Eden Hazard quedó descartado por una lesión en una pierna.

Bélgica jugó como lo había hecho en la victoria por 1-0 sobre Portugal, priorizando la labor defensiva. Una línea de tres defensas aumentaba rápidamente a cinco cuando Italia tenía el balón.

Thorgan Hazard y Thomas Meunier eran quienes retrocedían para ayudar.

En los albores, un gol italiano fue invalidado por fuera de juego mediante el videoarbitrane (VAR).

Roberto Martínez, el técnico de Bélgica, colocó en la cancha a Dries Mertens y Nacer Chadli cuando restaban unos 20 minutos. Chadli estuvo a punto de asistir en lo que hubiera sido el tanto del empate, pero su centro fue muy elevado para Lukaku y cayó detrás de Thorgan Hazard.

Chadli tuvo que marcharse después por una aparente lesión de muslo tras permanecer sólo cinco minutos en la cancha. Spinazzola siguió a los 79, con un tirón cuando perseguía un esférico.