Delantero austríaco, suspendido por insulto a rival

El delantero austríaco Marko Arnautovic fue suspendido un encuento en la Eurocopa de naciones, por insultar a un rival de Macedonia del Norte.

El delantero austríaco Marko Arnautovic fue suspendido un encuento en la Eurocopa de naciones, por insultar a un rival de Macedonia del Norte.

La sanción se impuso por insultar a otro jugador, bajo las reglas disciplinarias de la UEFA, informó el organismo rector del fútbol en Europa.

La Federación de Fútbol de Macedonia del Norte acusó a Arnautovic de insultar a Ezgjan Ailoski, de raíces albanesas. El padre de Arnautovic es serbio y su madre es austríaca.

Arnautovic pudo haber enfrentado una suspensión de 10 partidos si la UEFA hubiera determinado que los insultos eran racistas o se basaban en el origen étnico del otro jugador.

El castigo implica que Arnautovic se perderá el partido de este jueves ante Holanda en ímsterdam. Ambos equipos ganaron sus encuentros de debut en el Grupo C.

Tenemos que aceptar esto", indicó el entrenador austríaco Franco Foda. No hay nada que podamos hacer.

El incidente se presentó después de que Arnautovic anotó el tercer tanto de Austria, que se impuso por 3-1 el domingo sobre Macedonia del Norte en Bucarest. Más tarde, el jugador se disculpó en Instagram por algunas palabras acaloradas, pero negó ser un racista.

Foda dio que Arnautovic "reaccionó de manera exagerada", luego que fue provocado por algunos jugadores macedonios. No dio detalles.

Más tarde, Alioski negó haber escuchado lo que Arnautovic dijo en serbio. Así, no queda claro cómo la UEFA podía probar un cargo de racismo o discriminación étnica.

Es una pena para Austria, porque él es un jugador muy bueno, dijo el técnico holandés Frank de Boer.

La minoría albanesa representa alrededor de una cuarta parte de la población de Macedonia del Norte, de 2,1 millones.

Las tensiones entre macedonios y la etnia albanesa en el pequeño país balcánico estallaron en 2001. En aquel entonces, los albaneses tomaron las armas y pelearon contra las fuerzas gubernamentales, en demanda de más derechos.

El conflicto terminó después de siete meses, con un acuerdo que otorgó más derechos a los albaneses.

Serbia y la etnia albanesa estuvieron también en conflicto en Kosovo. Otrora una provincia serbia, Kosovo declaró su independencia en 2008.