Rudiger arrepentido por mordisco en espalda de Pogba

Al sujetar al volante francés Paul Pogba por detrás, el zaguero alemán Antonio Rudiger pareció darle un mordisco en la espalda de su rival.

Al sujetar al volante francés Paul Pogba por detrás, el zaguero alemán Antonio Rudiger pareció darle un mordisco en la espalda de su rival.

Pogba dijo que el alemán le picó en la espalda, y Rudiger lamentó haberlo hecho.

El incidente ocurrió el martes poco antes del descanso del partido que Francia le ganó 1-0 a Alemania en el Campeonato Europeo.

No debí haber hecho eso, ir con la boca así a la espalda de nadie, sin duda alguna, dijo Rudiger el miércoles. Es desafortunado,

"Paul y yo hablamos de manera muy amistosa tras el silbatazo final y él me confirmó al hablar conmigo y después en la entrevista que no se trataba de un mordisco, como algunos creyeron al principio.

Previo al partido, el zaguero alemán había dicho que su equipo tendría que jugar sucio para poder vencer a los campeones mundiales.

Y se dio ese incidente con Pogba.

"Creo que me ha mordido un poquito", dijo Pogba tras el partido. Yo lo sentí. Se lo dije el árbitro y él está a cargo de tomar las decisiones y tomó una decisión. Queda en el pasado. Yo sólo quiero jugar. No lo amonestaron. Me parece bien que todo quede así.

Pogba, cuyas prestaciones en el mediocampo fueron clave en la victoria de Francia, restó importancia al incidente.

No soy de estar quejándome para que saquen una tarjeta, la roja, por ese tipo de acciones, dijo el centrocampista del Manchester United. "Fue algo amistoso, nos conocemos muy bien.

La UEFA informó el miércoles que no abrirá un expediente disciplinario a Rudiger.

Antes que se conociera la decisión de la UEFA, el jugador del Chelsea no anticipó que sería castigado retroactivamente.

Tanto el árbitro español Carlos del Cerro Grande como el videoasistente Juan Martínez Munuera no sancionaron la acción pese a estar al tanto de la misma.

Durante el partido, el árbitro me dijo que me hubiera castigado de haber considerado que fue una agresión, señaló Rudiger.