UEFA inicia procedimiento contra rebeldes de la Superliga

desencadenará posiblemente apelaciones ante el el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), que quedaría presionado para emitir una resolución antes de las próximas competiciones europeas.

desencadenará posiblemente apelaciones ante el el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), que quedaría presionado para emitir una resolución antes de las próximas competiciones europeas.

El sorteo para la fase de grupos de la Liga de Campeones se realizará el 26 de agosto y los duelos inician el 14 de septiembre.

Los nueve equipos que declinaron en favor de la UEFA son: Milan, Inter, Atlético de Madrid, Arsenal, Liverpool, Manchester United y Tottenham, así como los finalistas de la actual Liga de Campeones Chelsea y Manchester City.

Esos clubes accedieron a la exigencia de la UEFA, de renunciar al 5% del premio de las competiciones europeas en 2022-2023 y de pagar un acumulado de 15 millones de euros (18,4 millones de dólares) como un gesto de buena voluntad para beneficiar al fútbol infantil, de adolescentes y de inferiores.

Para un club histórico, una exitosa temporada en la Liga de Campeones suele generar alrededor de 100 millones de euros (122,5 millones de dólares) en premios de la UEFA.

Con este acuerdo, los nueve equipos autorizaron que serán acreedores a una multa de 100 millones de euros si nuevamente buscan disputar una competencia no autorizada, o de 50 millones de euros (61,2 millones de dólares) si violan cualquier otro compromiso con la UEFA.

La noche del 18 de abril, los equipos lanzaron públicamente el proyecto de la Superliga, que se hundió en menos de 48 horas debido a la reacción adversa de aficionados y a las amenazas de legislación del gobierno británico.

Los restantes tres equipos iniciaron acciones legales en la corte de Madrid contra la UEFA y la FIFA. Un juez pidió a la Corte de Justicia Europea en Luxemburgo que considere si las restricciones a los clubes rebeldes quebrantan las leyes de la Unión Europea.