Francia: Lille busca destronar al PSG en un vibrante cierre

Lille promete dejarlo todo en Angers cuando el domingo la liga francesa tenga su último acto de una apasionante temporada.

Lille promete dejarlo todo en Angers cuando el domingo la liga francesa tenga su último acto de una apasionante temporada.

El club del norte le saca apenas un punto de ventaja al campeón reinante Paris Saint-Germain, que podó la brecha el pasado fin de semana para ponerle más emoción a la pugna.

Tercero en la tabla, el Mónaco se aferra a una tenua posibilidad, situado a tres puntos de Lille. Necesitan que sus dos rivales pierdan y ganar con un marcador abultado para rebasar a Lille en la diferencia de goles.

Lille se hubiera hecho la vida más fácil, pero empató el pasado fin de semana para darle al PSG un rayo de esperanza.

Cuando los jugadores de Lille se retiraban abatidos tras el empate en casa 0-0 ante Saint-Etienne el pasado fin de semana, su veterano delantero turco Burak Yilmaz arengó a sus compañeros.

Vamos a ser campeones, ustedes son perros de presa", gritó. Seremos campeones la próxima semana. ¡Ya lo verán!"

Yilmaz encontró un frase atinada. El apodo de Lille en frances es Les Dogues (Los Mastines).

El desenlace de la intensa lucha por el título se sabrá alrededor de las 11 de la noche del domingo.

Lille y PSG serán visitantes, y a los de la capital les ha tocado tal vez el partido más complicado.

Lille podría atrapar su sexto título liguero y primero en 10 años si vence a un Angers que marcha 12do en la clasificación y no se juega nada tras haber asegurado la permanencia en primera división.

El PSG, con su constelación de estrellas, liderada por Kylian Mbappé y Neymar, se topará con un Brest que es el 16to de la plaza y trata de salvarse del descenso. Los dirigidos por Mauricio Pochettino no son dueños de destino y precisar otro tropiezo de Lille para no ceder el título por primera vez desde que el Mónaco lo conquistó en 2017.

Brest le saca apenas un punto de diferencia a Nantes, el ocupante del 18vo peldaño que implica disputar el playoff de ascenso-descenso.

Nantes, dirigido por el extécnico del PSG Antoine Kombouare, ha reaccionado en el tramo final para no perder la categoría. Irán por una quinta victoria seguida al recibir a un Montpellier, cuya única motivación será despedir de buena manera al técnico Michel Der Zakarian en su último partido a cargo

Así es que Brest no puede darse el lujo de ceder puntos ante el PSG, que busca una décima corona para igualar a Saint-Etienne y Marsella en la tabla histórica.

Mónaco no renuncia al noveno título, pero tiene que remontar un déficit de tres puntos y una inferior diferencia de goles, de seis con respecto a Lille.

Si Mónaco pierde, entonces Lyon podría desplazar al club del principado y colarse a la Liga de Campeones como tercero.

Lyon recibe a Niza en el que podría ser el último partido de su delantero Memphis Depay antes de concretar un esperado fichaje con el Barcelona para la próxima temporada.