Sabalenka vence a Barty en final de Madrid

Aryna Sabalenka está feliz porque cambió de opinión y decidió jugar el Abierto de Madrid.

Aryna Sabalenka está feliz porque cambió de opinión y decidió jugar el Abierto de Madrid.

Dos semanas después de estar a punto de retirarse del torneo debido a una lesión muscular, Sabalenka alzó el trofeo de campeona en la cancha central el sábado.

Sabalenka venció a la número uno Ash Barty 6-0, 3-6, 6-4 para obtener su título número 10 de la WTA, el primero en cancha de arcilla,

La victoria, dos semanas después de sufrir una lesión durante su derrota ante Barty en la final de Stuttgart, llevará a la bielorrusa al número cuatro del ránking la semana próxima.

Honestamente, después de la lesión en la final de Stuttgart, no podía moverme. Quería retirarme de aquí, dijo. Y no sé cómo, pero mi equipo... la recuperación fue realmente buena. En cuatro días me hicieron sentir mucho mejor. De alguna manera estoy aquí como campeona de este torneo.

Sabalenka se lesionó de un aductor al perder en tres sets con Barty, que hasta ahora había ganado sus tres finales este año.

En una de las semifinales masculinas, Alexander Zverev venció a Dominic Thiem.

Zverev, 6to en el ránking, venció al número 4 Thiem 6-3, 6-4, a quien había vencido en la final del mismo torneo en 2018.

En la final femenina, la bielorrusa Aryna Sabalenka venció a la australiana Ash Barty 6-0, 3-6, 6-4.

Fue una revancha de la final del Abierto de Stuttgart, cuando Barty ganó su tercer título del año. Para Sabalenka, éste fue su segundo título del año después de ganar en Abu Dabi. Es la primera vez que gana este torneo.

Zverev quebró una vez el saque de Thiem en el primer set y dos veces en el segundo.

No ha perdido un solo set en lo que va del torneo, incluso contra Nadal en los cuartos de final el viernes. Su rival en la final será el ganador del match entre Matteo Berrettini y Casper Ruud.

Zverev va por su segundo título del año después del triunfo en Acapulco en marzo.

Thiem ha tenido escasos triunfos desde que ganó su primer título de grand slam en el US Open.

En la final de dobles femeninos, las checas Barbora Krejcikova y Katerina Siniakova se impusieron a la pareja de la canadiense Gabriela Dabrowski y la francesa Demi Schuurs 6-4, 6-3.