Roberto Pérez se somete a cirugía, convalecerá durante meses

Una pequeña fisura en un dedo de Roberto Pérez se ha convertido en un gran problema para los Indios.

Una pequeña fisura en un dedo de Roberto Pérez se ha convertido en un gran problema para los Indios.

El cátcher boricua, dos veces galardonado con el Guante de Oro, se perderá al menos dos meses de actividad con Cleveland, tras someterse el viernes a una cirugía en el anular de la mano derecha.

No hay una fecha definitiva para el regreso de Pérez. Sin embargo, los Indios prevén que la ausencia será larga.

No serán semanas, sino meses, advirtió Terry Francona, el manager de los Indios.

Pérez jugó con dolor durante varias semanas, tras sufrir la fisura a raíz de una confusión con el relevista James Karinchak, el 14 de abril en Chicago. El puertorriqueño se lastimó la mano con la que lanza, cuando la usó para atrapar sin guante un pitcheo.

Esta semana, Pérez abandonó la serie en Kansas City para visitar al doctor Thomas Graham, especialista en lesiones de mano, quien le colocó tres pernos en el dedo para estabilizarlo.

Graham realizó una cirugía en el pulgar de la mano derecha de Pérez, que se fracturó hace exactamente cinco años. El cátcher se perdió dos meses después de ese procedimiento.

La baja de Pérez representa un gran golpe para los Indios, que comenzaban el viernes una serie ante Cincinnati como líderes de la División Central de la liga Americana, tras ganar nueve de 11. El pelotero de 32 años es uno de los mejores receptores a la defensiva y se destaca como compañero de batería del buen cuerpo de lanzadores de Cleveland.

Austin Hedges será el principal encargado de reemplazar a Pérez. El boricua René Rivera será el suplente.

Rivera bateó tres hits el jueves en su primer encuentro de inicio con Cleveland. Los Indios completaron una barrida en cuatro juegos en Kansas City, algo que no lograban desde 1960.

Veremos cómo va esto, dijo Francona. Es fácil decir: ˜René tuvo tres hits ayer, así que debería jugar hoy™. Pero ése fue su primer juego. Ha trabajado nueve innings y tampoco queremos precipitarnos con el trabajo de él.