CONMEBOL saca de Colombia otro par de partidos

La CONMEBOL postergó el miércoles otro par de partidos de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana en Colombia debido a las protestas que sacuden el país.

La CONMEBOL postergó el miércoles otro par de partidos de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana en Colombia debido a las protestas que sacuden el país.

El anuncio del organismo rector del fútbol sudamericano significó que Colombia no pudo albergar partidos durante la tercera semana de la fase de grupos de ambas competiciones. Un día antes, se había determinado trasladar tres partidos entre clubes colombianos y argentinos a Asunción.

La CONMEBOL reprogramó los duelos Atlético Junior de Colombia-Fluminense de Brasil por la Libertadores y Deportes Tolima de Colombia-Emelec de Ecuador por la Sudamericana, trasladándolos a Guayaquil y Lima.

El Junior-Fluminense se disputará el jueves en el estadio Monumental de Guayaquil, ciudad portuaria en Ecuador, en lugar del Roberto Meléndez de Barranquilla.

Y Tolima-Emelec, previsto inicialmente en Ibagué, se jugará el viernes en el estadio Monumental de la capital peruana.

Colombia lleva una semana afectada por graves disturbios callejeros.

Las acciones violentas estallaron el 28 de abril, en medio de una serie de marchas de protesta y un paro nacional en rechazo a la reforma tributaria anunciada por el gobierno del presidente Iván Duque. El mandatario optó por retirarla el lunes, sin que la tensión social haya aminorado.

Asunción terminó como sede de dos partidos de la Libertadores que en principio había sido programados en territorio colombiano: Santa Fe de Bogotá-River Plate y Atlético Nacional de Medellín-Argentinos Juniors. La capital de Paraguay también recibirá el duelo entre La Equidad de Colombia y Lanús por la Sudamericana.

Las masivas protestas han dejado 24 muertos, según la Defensoría del Pueblo y organizaciones sociales indican que la cifra llega a 31. El número de heridos supera los 800.

La violencia, sumada a nueva oleada de casos de coronavirus, ha generado inquietudes en Colombia sobre la celebración de la Copa América prevista en este país y Argentina del 13 de junio al 10 de julio.