La Superliga, el sueño eterno de Florentino Pérez

Mientras el Real Madrid se aburría de conquistar títulos europeos, el presidente del club Florentino Pérez nunca cejó en un proyecto que consideraba ideal para el gigante español.

Mientras el Real Madrid se aburría de conquistar títulos europeos, el presidente del club Florentino Pérez nunca cejó en un proyecto que consideraba ideal para el gigante español.

Pérez insistía sin cansarse, moviéndose tras bambalinas para sumar adherentes. Hasta se le acusó de aprovecharse de su clásico rival Barcelona para hacerlo realidad.

Ese proyecto, la polémica Superliga, finalmente se ha materializado, luego que el Madrid y otros 11 clubes anunciaron su fundación el domingo. El nuevo torneo tendrá a lo más granado del fútbol europeo, compitiendo directamente contra la Liga de Campeones de la UEFA.

Pérez, el presidente fundador de la Superliga, sostuvo el martes que el nuevo certamen ha llegado para salvar al fútbol de morir", surgiendo en medio de una crítica situación económica por la pandemia de coronavirus. El empresario de la construcción advirtió que varios clubes podrían desaparecer si todo sigue igual.

Pero la idea de la Superliga no era nueva. Existía desde mucho antes de la pandemia, antes de una extinción del fútbol, como asevera Pérez.

Llevamos dos años o tres en esto", dijo Pérez al intervenir en el programa El Chiringuito de Jugones de la televisión española. La pandemia nos ha llevado a una situación que no podemos más.

Pérez es uno de los cerebros del proyecto, junto al presidente de la Juventus Andrea Agnelli y los propietarios estadounidenses de tres clubes de la Liga Premier inglesa, Arsenal, Liverpool y Manchester United.

En su comparecencia televisiva, Pérez dijo que quedó como presidente fundador obedeció al hecho de que él tuvo la idea inicial.

A Pérez se le señala de estar detrás de una de las primeras menciones públicas del nuevo torneo el año pasado, algo deslizado ni más ni menos que por el saliente rival de su acérrimo rival Barcelona.

Javier Tebas, presidente de la Liga española y uno de los críticos más furibundos de la nueva competición, dijo entonces que Pérez fue quien animó a Josep Bartomeu a hablar sobre el proyecto para darle mayor credibilidad.

En el discurso en el que anunció su renuncia como presidente del club catalán en octubre pasado, Bartomeu reveló que el Barcelona iba a formar parte de la Superliga. La inesperada mención en su último día en el cargo, sin entrar detalles, captó amplia atención.

Te diría que Bartomeu estuvo dirigido por Florentino. Ese es mi pensamiento, señaló Tebas en una entrevista con la AP en ese momento. Existe un sueño de grandeza de crear una Superliga del presidente del Real Madrid, que es un gravísimo error porque no conoce las consecuencias de los derechos audiovisuales y las consecuencias económicas".

Pérez dijo el martes que cuando charló recientemente con Joan Laporta, el nuevo presidente azulgrana, fue muy fácil de convencerle, dado que entendía bien que la nueva liga beneficia al fútbol y a los clubes.

Los planes concretos empezaron a ser filtrados en enero y el anuncio oficial se dio el pasado fin de semana. La reacción ha sido de rechazo generalizado por parte de ligas, clubes, jugadores, hinchas y gobiernos, deplorando que los 12 rebeldes sólo velan por sus intereses.

Pérez y el Madrid también fueron artífices de un polémico cisma del baloncesto europeo hace casi dos décadas, cuando el club formó parte del grupo que rompió con la federación internacional para establecer la Euroliga, hoy por hoy el certamen más importante en Europa.

Para hacerlo sencillo, queremos hacer lo mismo que en el baloncesto", dijo Pérez. "Queremos ser dueños de nuestro destino, pero tenemos que convencer a todos los estamentos y no va a ser hacerlo como sea, por lo menos ahora.

No es una liga para los ricos, si se lo explican así es porque a alguien le ha interesado explicarlo así", añadió. "Vamos a ayudar a los modestos antes de que se acabe la posibilidad, esta es la buena y única manera para salvar a todos.

Pérez también habría influido en la inclusión del Atlético de Madrid en el proyecto. Según el medio digital español Vozpópuli, el Atlético entró en cierta medida por el apoyo de Pérez, quien se encargó de convencer a los demás de su jerarquía.

Pérez, de quien la revista Forbes ha calculado tiene una fortuna de más de 2.000 millones de dólares, inició la semana pasada su sexto mandato como presidente del Madrid. Rescató al club merengue de sus problemas económicos cuando tomó la batuta en 2000, llevándoles a conquistar 26 títulos, incluyendo cinco Copas de Europa.

Ahora está convencido que el fútbol necesita de su ayuda.

Lo que hacemos es por el bien del fútbol, es para salvarlo, afirmó.