Zidane espera que el 45to Clásico de Messi no sea su último

Lionel Messi se prepara para jugar su 45to Clásico de la Liga frente al Real Madrid. Y podría ser su último.

Lionel Messi se prepara para jugar su 45to Clásico de la Liga frente al Real Madrid. Y podría ser su último.

El estatus de astro del delantero del Barcelona, cuyo contrato vence a mediados de este año, se ha construido con base en numerosos títulos y récords de goleo, así como en sus hazañas memorables en una de las máximas rivalidades del fútbol en todo el mundo.

Pero ni siquiera el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, desea que el partido del sábado sea la última oportunidad que el argentino enfrente a su club.

No quiero que sea el último Clásico de Messi, declaró Zidane el viernes. Que se quede en el Barcelona. Está bien ahí y también es bueno para la Liga española. Sabemos el jugador que es.

Messi, que en junio cumplirá 34 años, fracasó en su intento de salir del Barsa a mediados del año pasado. En diciembre anunció que decidirá su futuro una vez que termine la temporada y pueda elegir su destino con total libertad. Desde entonces, Joan Laporta ha retomado las riendas del club como su presidente con el objetivo de convencer a Messi de firmar otro contrato, pero el atacante estelar del conjunto catalán se ha mantenido en silencio.

Messi tiene el récord de goles en un Clásico con 26, una racha que inició cuando se apuntó su primer hat trick con el Barcelona a sus 19 años en un empate de 3-3 frente al Real Madrid en 2007.

A lo largo de una década, el seis veces ganador del Balón de Oro fue reforzando su rivalidad personal con el portugués Cristiano Ronaldo en la que ambas estrellas intercambiaron goles y ofrecieron actuaciones estelares al frente de los dos clubes españoles.

Pero desde que Cristiano dejó al Real Madrid para unirse a la Juventus en 2018, Messi no ha podido anotar un solo gol en seis duelos consecutivos con el Madrid.

El técnico del Barcelona, Ronald Koeman, espera que Messi pueda poner fin a esa sequía y contribuir en una victoria que impulsaría a su equipo al primer lugar de la tabla de posiciones antes que el actual líder Atlético de Madrid visite al Real Betis el domingo. Al terminar la jornada de este fin de semana sólo restarán ocho fechas en la temporada.

Ojalá que Leo mañana va a ser decisivo, porque necesitamos el mejor Messi, pero necesitamos el mejor Barca, aseveró Koeman. Para nuestro ataque, nuestros pases y las oportunidades creadas, necesitamos a Leo.

Messi lidera la Liga con 23 goles en la presente campaña. Después de un arranque irregular bajo las órdenes de Koeman, el Barcelona ha encontrado su ritmo y se mantiene invicto en 19 jornadas seguidas, incluyendo una racha de nueve triunfos consecutivos como visitante en compromisos en la Liga española.