Fanáticos de Maradona marchan en Buenos Aires por justicia

que los fiscales recolectaron durante la investigación.

que los fiscales recolectaron durante la investigación.

Estamos pidiendo justicia por Diego, se lo descuidó, dijo a la Associated Press Walter Vázquez, del autodenominado Pueblo Maradoniano, uno de los grupos de fanáticos que lideraron la convocatoria. Lo lloramos todos los días. Lo traicionaron su propio entorno y nosotros que éramos lo que lo amábamos de verdad no teníamos llegada a él y no podíamos hacer nada.

La tristeza por la muerte del máximo ídolo futbolístico de Argentina se tornó en indignación tras salir a la luz los diálogos entre los involucrados, mediante mensajes de texto y de voz, en los que afirmaban que Maradona consumía alcohol y fumaba marihuana suministrada por sus asistentes para mantenerlo calmado pese a que estaba contraindicado para su salud.

En otros tramos de las conversaciones se refieren al exfutbolista con términos despectivos.

En los últimos años de su vida, Maradona se había apoyado en el abogado penalista Matías Morla para el manejo de contratos de fútbol y comerciales. Sin una pareja estable, el astro convivía con un grupo de asistentes y custodios.

En la reja que rodea al Obelisco, los seguidores de Pelusa colocaron banderas y carteles con referencia a los imputados: Traidores, ni olvido ni perdón.

Es tan triste que se vaya así un ídolo mundial, lamentó el cantautor Yuyo Gonzalo, vestido con una casaca albiceleste y portando una guitarra. Y rodeado de otros fanáticos, entonó las estrofas de una canción que le dedicó a su ídolo: El que dice que el Diego murió, no tiene perdón. El Diez le puso una pausa su vida y voló a esa nube donde buscaba ese grito de gol.