Clubes europeos buscan nuevos hinchas con cambios en torneos

ha sido presentada a los más de 200 miembros de la Asociación de Clubes de Europa (ECA).

ha sido presentada a los más de 200 miembros de la Asociación de Clubes de Europa (ECA).

El acuerdo podría ser finalizado dentro de dos semanas, dijo Andrea Agnelli, el presidente de la ECA y la Juventus durante un reunión virtual.

Les pido respaldar este formato para el futuro y darle el mandato a la directiva (de la ECA) para implementar los detalles faltantes, dijo Agnelli, aludiendo a la discusión sobre cómo repartir las plazas en la nueva Champions.

La ECA quiere que dos de las nuevas cuatro plazas en la Champions sean asignadas a clubes que no pudieron clasificarse mediante su actuación en las ligas domésticas, sino por el ránking de la UEFA que toma en cuenta sus resultados históricos en Europa.

Los detractores lo ven como una póliza de seguro para clubes de renombre internacional en lugar de premiar a los campeones de ligas de perfil modesto como las de Austria, la República Checa y Escocia.

Si el ránking histórico se aplicara esta temporada, equipos tradicionales como Liverpool y Borussia Dortmund estarían entre los beneficiados debido a los flojos resultados en sus ligas.

Agnelli resaltó su visión de un fútbol europeo que tenga arraigo mundial al advertir que las suposiciones tradicionales de la fidelidad de un hincha han cambiado.

Un tercio de los hinchas en el mundo guardan simpatía por al menos dos clubes y el 10% de los aficionados siguen a jugadores en vez de clubes, señaló el ejecutivo italiano cuyo club fichó a Cristiano Ronaldo hace tres años.

Agnelli advirtió que el segmento demográfico Gen Z, de 16-24 años, "no tiene interés absoluto en el fútbol".

Es casi seguro que el actual formato no despierta el interés del aficionado moderno", dijo al señalar que muchos partidos a nivel doméstico e internacional sencillamente ha dejado de ser competitivos.

La reforma de la Champions aseguraría que cada uno de los 36 equipos dispute al menos 10 partidos. Actualmente, 32 equipos tienen garantizados seis partidos en la fase de grupos, repartiéndose unos 2.000 millones de dólares (2.400 millones de dólares) en premios.

Dentro de un formato de liga, los ochos primeros se clasificarían directamente a la ronda de octavos de final y los siguientes 16 disputarían un playoff para llenar las siguientes plazas en la etapa de eliminación directa.

Lo lindo que tiene este formato ya ha sido reconocido por todos, dijo Agnelli.

Pero la coalición de ligas europeas ha advertido que el cambio podría restarles ingresos por derechos audiovisuales y fechas en el calendario de partidos.

Agnelli deploró que miembros de la directiva de la ECA plantearon sus recelo domésticos a la discusión sobre torneos internacionales.

Les instó a respaldar una visión progresista, y no la conservadora que siempre ha marcado a nuestro industria, la cual ha sido muy golpeada por la pandemia de coronavirus.

Las negociaciones lideradas por la UEFA se llevaron en cambio en medio de filtraciones de que inversionistas estarían dispuestos a respaldar la iniciativa de una Superliga Europea fuera de la esfera de la UEFA.

Agnelli mencionó que el año pasado tuvo debates y casi peleas con el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin, y dio a entender que el interés de grupos bancarios globales refleja que el fútbol europeo es muy atractivo para invertir.