Pachuca rescata empate ante Necaxa pero sigue sin triunfos

El delantero argentino Mauro Quiroga anotó en los minutos finales y Pachuca alcanzó a rescatar un empate de 2-2 ante Necaxa el jueves, aunque se mantiene como el único equipo sin triunfos en el tor...

El delantero argentino Mauro Quiroga anotó en los minutos finales y Pachuca alcanzó a rescatar un empate de 2-2 ante Necaxa el jueves, aunque se mantiene como el único equipo sin triunfos en el torneo Clausura mexicano.

Alejandro Zendejas remeció primero las redes a los cinco minutos, pero Roberto Nurse niveló por los Tuzos a los 19. El argentino Maxi Salas volvió a poner al frente a los locales a los 49, pero su compatriota Quiroga logró el tanto de la igualdad a los 85.

Salas no anotaba desde el 16 de febrero del 2020, poniendo fin a una cadena de 26 partidos sin gol.

Necaxa se quedó cerca de vencer a Pachuca en su casa por primera vez desde el 21 de enero del 2017.

Con el resultado, Pachuca tiene cuatro puntos y se mantiene al fondo de la clasificación del torneo Clausura cuando resta un partido en la novena fecha.

Necaxa, con una cadena de siete duelos sin ganar, suma siete unidades y se mantiene 16to entre los 18 equipos de la máxima categoría.

Los Rayos se pusieron al frente cuando Martín Barragán llegó a línea de fondo por la banda derecha y mandó una pelota retrasada para Zendejas, quien de frente al arco convirtió con un derechazo.

Los Tuzos nivelaron cuando Kevin Ramírez efectuó un potente disparo, rechazado por el portero Luis Malagón. El rebote le quedó cómodo a Nurse, quien no desaprovechó para convertir por el centro del arco.

Necaxa recuperó la ventaja cuando Salas recibió un pase a la entrada del área por el costado derecho y sacó un disparo rasante que dejó sin oportunidad al portero argentino í“scar Ustari.

Cuando el partido entraba en su recta final, Quiroga recibió un centro por la izquierda y conectó un remate de cabeza que dejó sin oportunidad al portero Malagón.

Al final del encuentro jugadores de ambos equipos, incluyendo a los que estaban en los banquillos saltaron al campo y repartieron empujones luego de una falta del español Unai Bilbao.