Morata sale al rescate y Juventus derrota 3-0 a Spezia

ílvaro Morata salió de la banca para encaminar el martes a la Juventus a una victoria 3-0 como local ante Spezia y que mantiene encendidas sus opciones de revalidar el título de la Serie A.

ílvaro Morata salió de la banca para encaminar el martes a la Juventus a una victoria 3-0 como local ante Spezia y que mantiene encendidas sus opciones de revalidar el título de la Serie A.

El también suplente Federico Bernardeschi habilitó a Morata a los 62 minutos, instantes después que ambos habían saltado al campo. Bernardeschi también dio la asistencia para el gol de Federico Chiesa, nueve minutos después.

Cristiano Ronaldo selló la victoria con su 20mo gol de la temporada al remecer las redes a los 89 con un zurdazo desde el borde del área. El astro portugués se convirtió en el primer jugador de las cinco grandes ligas de Europa que alcanza esa cifras en 12 temporadas consecutivas.

El arquero juventino Wojciech SzczÄ™sny tapó en los descuentos un penal ejecutado por Andrey Galabinov tras una falta de Merih Demiral sobre Emmanuel Gyasi.

La victoria permitió a la Juve escalar a la tercera plaza, siete puntos detrás del líde Inter de Milán y tres por debajo del Milan. Spezia se mantiene siete unidades encima de la zona de descenso.

Juventus precisaba de la victoria para mantener vivas sus pretensiones de coronarse campeón por 10ma temporada seguida, luego de empatar 1-1 contra Verona el pasado fin de semana.

El equipo de Andrea Pirlo echó de menos a Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini, Juan Cuadrado, Arthur y Paulo Dybala, todos descartados por lesiones. Pero Morata se recuperó de una enfermedad para ser tomado en cuenta como suplente.

Spezie fue más peligroso en la primera parte, aunque la mejor ocasión la tuvo Cristiano con un remate al poste cerca del descanso.

Pirlo hizo un doble cambio a los 61, con Morata y Bernardeschi por Weston McKennie y Gianluca Frabotta.

Ambos tuvieron un efecto inmediato. Bernardeschi dominó un balón por la banda izquierda y cedió a Morata, quien lo empujó al fondo cerca del primer palo. El gol fue inicialmente anulado por una posición adelantada de Bernardeschi, pero fue confirmado por el videoarbitaje.