MLB brindará atención telefónica tras casos de acoso

La oficina de las Grandes Ligas creó un número de atención telefónica para que personas que no están empleadas por esa organización o los equipos reporten casos de acoso sexual o discriminación...

La oficina de las Grandes Ligas creó un número de atención telefónica para que personas que no están empleadas por esa organización o los equipos reporten casos de acoso sexual o discriminación.

Esta medida llega después de que el gerente general de los Mets de Nueva York Jared Porter y el coach de pitcheo de los Angelinos de Los íngeles Mickey Callaway fueron acusados de enviar mensajes obscenos a reporteras.

La liga también requerirá que se imparta entrenamiento contra el acoso y la discriminación a todos los ejecutivos durante las prácticas de pretemporada.

El 19 de enero Porter fue despedido en forma justificada nueve horas después de que ESPN reportó que el ejecutivo había enviado mensajes de texto e imágenes con contenido sexual explicito y sin provocación a una reportera en el 2016, cuando trabajaba en la directiva de los Cachorros de Chicago.

Callaway fue suspendido y está bajo investigación por los Angelinos y la MLB tras las denuncias de comportamiento inapropiado hacia varias mujeres que trabajan en medios de información deportiva.

El número de atención de las Grandes Ligas será operado por un tercero y las quejas serán investigadas ya sea por el equipo involucrado o la oficina del comisionado, dependiendo de la naturaleza de las acusaciones. La línea también estará disponible para empleados de la liga y los equipos.

Los individuos que llamen al número podrán mantenerse en el anonimato, aunque el artículo del Código de Conducta de la liga indica que si se provee más información ello ayudará a cualquier investigación que se realice.

El Código de Conducta de la MLB establece que individuos que sufran de acoso no están obligados a confrontar al supuesto transgresor, si bien las víctimas de conducta inapropiada podrían intentar resolver el asunto o el desacuerdo por sí mismos, si así lo deciden.

Si estos intentos fracasan o el individuo no se siente cómodo abordando la situación directamente, el Código de Conducta les solicita que se lo hagan saber a la MLB o al equipo, ya sea a través de un supervisor, recursos humanos o al departamento jurídico.