Barty reanuda actividad en torneos australianos

Ash Barty se encargó el viernes de reanudar la actividad de los torneos preparatorios para el Abierto de Australia, interrumpidos durante un día por la detección de un caso de COVID-19 en uno de lo...

Ash Barty se encargó el viernes de reanudar la actividad de los torneos preparatorios para el Abierto de Australia, interrumpidos durante un día por la detección de un caso de COVID-19 en uno de los hoteles de cuarentena usados para el certamen.

Una jornada después de que todos los partidos de los seis torneos fueron pospuestos para que 160 tenistas pudieran aislarse y someterse a pruebas, había 70 duelos programados. Los organizadores tratan de apretar el calendario restante en tres días, antes de que el primer major del año se ponga en marcha el lunes.

Barty, primera del escalafón mundial, probó por primera vez el sistema modificado para abreviar los encuentros ante las alteraciones del calendario. Dominó un desempate del encuentro, por 10-4, y se instaló en las semifinales del Yarra Valley Classic.

Se medirá con Serena Williams, 23 veces campeona de torneos del Grand Slam, o con Danielle Collins, 13ra preclasificada. Ambas estadounidenses se enfrentaban en los cuartos de final.

En un resultado inverso respecto del que se presentó en la final anterior del Abierto de Australia, Garbiñe Muguruza derrotó a Sofia Kenin por 6-2, 6-2, para avanzar a semifinales. Kenin derrotó a la hispano-venezolana en la final de 2020, en tres sets, incluyendo marcadores de 6-2 en las dos últimas mangas.

Craig Tiley, director del Abierto de Australia, ofreció una entrevista radiofónica antes de que comenzara la actividad, y anunció que 507 personas relacionadas con los torneos se habían sometido a pruebas. De ellas, 495 habían arrojado ya resultados negativos de coronavirus.

Tiley comentó que estaban pendientes los resultados de 12 personas.

La actividad se detuvo como una precaución, luego que un trabajador de un hotel de cuarentena dio positivo. Había cumplido su último turno laboral días antes de someterse a la prueba.

Todos los jugadores y personas relacionadas con el torneo en el Grand Hyatt se consideraron como contactos casuales con un infectado. El viernes, las autoridades estatales de salud informaron que no se habían detectado más casos de transmisión del virus entre la comunidad en las 24 horas previas.

Para agilizar un poco el desarrollo de los encuentros, se usaron 17 canchas. Los partidos de mujeres se redujeron a un máximo de dos sets con un desempate a 10 puntos en caso necesario.

Fue un sistema un poco raro para nosotras, comentó Barty. Me alegra haber avanzado y tener otra oportunidad mañana.