Liga francesa pacta con Canal Plus para transmisión

La liga francesa de fútbol llegó a un acuerdo con la cadena Canal Plus para la transmisión de los partidos de las dos máximas divisiones por el resto de la temporada, poniendo fin a semanas de inc...

La liga francesa de fútbol llegó a un acuerdo con la cadena Canal Plus para la transmisión de los partidos de las dos máximas divisiones por el resto de la temporada, poniendo fin a semanas de incertidumbre.

La LFP informó el jueves que, a partir de la 25ta fecha, a jugarse entre el 12 y 14 de febrero, Canal Plus asumirá los derechos exclusivos de todos los partidos de la primera división y de ocho en la segunda división.

No se dieron a conocer los detalles financieros de la venta de los derechos, pero la prensa francesa aseguró que Canal Plus pagó 200 millones de euros (240 millones de dólares) por el resto de la temporada.

El acuerdo es un bálsamo para los clubes franceses, cuyas finanzas han sido muy golpeadas al no poder facturar boletería durante la pandemia de coronavirus y sin recibir el ingreso por los derechos de televisión tras el colapso del acuerdo con el conglomerado español Mediapro.

Ese acuerdo de más de 4.000 millones de euros (4.800 millones de dólares) por cuatro años para la transmisión de las dos divisiones naufragó tras apenas cuatro meses.

En diciembre, la LFP no tuvo otro remedio que anular el contrato con Mediapro, que había fundado Telefoot, un nuevo canal de suscripción, para transmitir los partidos. La empresa española no pudo depositar los pagos de 172 millones de euros (209 millones de dólares) y 152,5 millones de euros (185 millones de dólares) antes de la rescisión.

Mediapro alcanzó posteriormente un acuerdo con la LFP, con un pago de 100 millones de euros (122 millones de dólares) para renunciar a sus derechos. Ello allanó el camino para una subasta realizada el lunes.

La liga francesa recibió ofertas de Amazon, Discovery y DAZN, todas plataformas estadounidenses, para pasar los partidos, pero ninguna alcanzó el monto mínimo.

Canal Plus y beIN Sports, la cadena de Catar que ha transmitido el fútbol francés durante varios años, se abstuvieron de participar en la subasta. La estrategia pareció funcionar para Canal Plus, al abrirse la puerta para negociaciones directas con la LFP.