Presidente de la Juve apoya reformar la Liga de Campeones

El presidente de la Juventus Andrea Agnelli respaldó una propuesta para reformar la Liga de Campeones, que permitiría realizar más partidos y mantener el sistema abierto de clasificación.

El presidente de la Juventus Andrea Agnelli respaldó una propuesta para reformar la Liga de Campeones, que permitiría realizar más partidos y mantener el sistema abierto de clasificación.

Esa propuesta contrastaría con la creación de una Superliga independiente que sólo incluiría a los clubes más importantes.

Como presidente de la Asociación de Clubes Europeos, Agnelli anteriormente había apoyado reformar la Liga de Campeones para permitir boletos garantizados a 24 equipos. Pero esta medida divisiva fue rechazada ampliamente.

Ahora, el dirigente ha optado por apoyar el llamado sistema suizo.

Se trata de una de las alternativas que se discuten para renovar la Liga de Campeones. La semana pasada, documentos filtrados a la prensa revelaron que algunos de los principales equipos europeos impulsaban la creación de una Superliga que estaría prácticamente limitada a la participación de los mismos clubes cada año.

Angelli apoya un formato que permitiría que los 32 equipos sean incluidos en una tabla general y no en ocho grupos como sucede actualmente. Cada equipo disputaría entre ocho y 14 encuentros, con rivales determinados por su posición en la clasificación. Este formato también permitiría que el torneo se extienda a 36 equipos.

El llamado sistema suizo es interesante y el mérito de esta idea se le debe de dar a uno de nuestros miembros de la Asociación, el Ajax, que lo presentó hace un par de años como un posible sistema, reconoció Agnelli el miércoles en el evento virtual News Tank Football.

Tener un acuerdo colectivo contrasta con lo que planeaban algunos de los mejores clubes europeos, que impulsaban la creación de la Superliga, una competencia anual de 20 equipos.

Los 15 clubes más importantes serían participantes permanentes y los restantes cinco cambiarían cada campaña, aunque no se había determinado cómo sería la clasificación.

La competencia iniciaría con dos grupos de 10 equipos. Los primeros cuatro de cada llave avanzarían a los cuartos de final. Esto garantizaría que cada equipo dispute entre 18 y 23 encuentros de la Superliga a diferencia del mínimo de seis que se juegan en la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El actual formato de la Liga de Campeones requiere que los 32 equipos se clasifiquen tomando en consideración su posición en la liga local, aunque el campeón defensor y el ganador de la Liga de Europa tienen su boleto garantizado.

Las competencias a nivel europeo deben estar abiertas a todos para que nosotros, como gestores de la industria mantengamos el sueño vivo", advirtió Agnelli.