Cuarentenas por 4 positivos antes del Abierto de Australia

Había 47 tenistas bajo estrictas medidas de confinamiento, incluidos varios ganadores del Grand Slam, después de que se detectaran cuatro casos de COVID-19 en dos de los vuelos arrendados para lleva...

Había 47 tenistas bajo estrictas medidas de confinamiento, incluidos varios ganadores del Grand Slam, después de que se detectaran cuatro casos de COVID-19 en dos de los vuelos arrendados para llevar a jugadores, personal técnico, autoridades y periodistas a Australia para el primer torneo major de la temporada.

Algunos jugadores estaban molestos por haber sido clasificados como contactos estrechos sólo por haber compartido vuelo con las personas que dieron positivo. Eso les forzaba a guardar una cuarentena más dura que el grupo general de jugadores, que podría salir de sus habitaciones para entrenar durante un máximo de cinco horas al día.

Sin embargo, las autoridades locales han dicho que todos los tenistas fueron advertidos de las condiciones con antelación. Y cualquier jugador que se planteara saltarse las normas había sido advertido de las consecuencias. Incumplir las normas de cuarentena podía suponer cuantiosas multas o ser trasladado a un complejo de cuarentena más seguro con policías en las puertas.

El sábado se anunciaron tres casos, y la comisaria de cuarentenas de COVID del estado de Victoria, Emma Cassar, dijo el domingo en una conferencia de prensa que había un cuarto positivo en una persona que había viajado al país para el Abierto de Australia. Por ahora, ninguno era un jugador.

Tres de los infectados llegaron en el vuelo de Los íngeles a Melbourne, según las autoridades: un miembro de la tripulación del avión, un entrenador y un miembro de un equipo de televisión. El otro caso era un entrenador que había tomado el vuelo arrendado de Abu Dhabi a Melbourne.

Los cuatro dieron negativo antes de embarcar sus vuelos a Australia. Todos fueron trasladados a un hotel medicalizado.

Según medios, en el vuelo llegado de Los íngeles viajaban Victoria Azarenka, campeona de dos abiertos, y Kei Nishikori, finalista del Abierto de Estados de 2014. Todos los pasajeros de esos vuelos estaban bajo confinamiento estricto.

El director del torneo, Craig Tiley, dijo a la televisora australiana Nine Network que no hay planes de demorar más el Abierto de Australia, que ya comienza con tres semanas de retraso. Sin embargo, señaló, los organizadores están revisando el calendario de los torneos de calentamiento, que comienzan el 1 de febrero, para facilitar la preparación de los jugadores en confinamiento estricto.

Había entradas a la venta para el torneo, aunque se limitaría el aforo del Melbourne Park.

___

El periodista de AP Dennis Passa contribuyó a este despacho desde Brisbane, Australia.