MLS propone extensión de contrato colectivo por 2 años

La MLS no realizará más recortes en los salarios de sus jugadores durante la campaña de 2021, si es que el sindicato de futbolistas accede a extender por dos años el contrato colectivo actual.

La MLS no realizará más recortes en los salarios de sus jugadores durante la campaña de 2021, si es que el sindicato de futbolistas accede a extender por dos años el contrato colectivo actual.

Esta propuesta de enmienda al acuerdo laboral fue presentada por la liga a la Asociación de Jugadores de la MLS el martes. Una semana antes, la MLS había invocado una cláusula del convenio sobre causas de fuerza mayor, que obliga a la liga y al sindicato a negociar de buena fe y durante 30 días una serie de modificaciones al contrato colectivo.

La liga propone que los agremiados reciban sus salarios completos, luego que accedieron a una reducción del 5% como parte de un convenio renegociado en junio, cuando la liga reanudó la actividad suspendida por la pandemia mediante el torneo MLS is Back.

Como parte de la nueva propuesta, la MLS quiere que el contrato colectivo actual se extienda hasta 2027.

De acuerdo con los funcionarios de salud pública, las restricciones a la asistencia de aficionados a eventos deportivos continuará hasta bien entrada la temporada de 2021 en la MLS, dijo el presidente y subcomisionado de la liga Mark Abbott, en un comunicado. En 2020, pese a que la MLS y sus clubes sufrieron pérdidas extraordinarias e insostenibles, los jugadores recibieron el 95% de sus salarios.

A fin de enfrentar el impacto sostenido de la pandemia en 2021, la MLS propone extender la vigencia del contrato colectivo existente por dos años, en vez de buscar cualquier reducción salarial. Esta propuesta ayudará a la salud de la liga en el largo plazo, pagando a los jugadores de la MLS el 100 por ciento de sus salarios.

Si no se alcanza un acuerdo sobre las modificaciones, el contrato colectivo de junio expiraría. La liga invocó la cláusula sobre causas de fuerza mayor tras una temporada en la que, según afirma, perdió casi 1.000 millones de dólares por la pandemia, dado que los partidos se realizaron en estadios prácticamente vacíos.

Asimismo, la MLS ha mencionado que incurrió en costos adicionales para realizar pruebas de diagnóstico y transportar a los jugadores en vuelos fletados.

Los clubes de la MLS dependen principalmente de los ingresos que obtienen en los días de los encuentros. La liga estimó que esas percepciones cayeron alrededor de 95% en 2020.

En febrero, la liga y el sindicato llegaron a un acuerdo colectivo por cinco años. Sin embargo, éste no se había ratificado en marzo, cuando sobrevino la pandemia y la suspensión de la campaña.

Las dos partes renegociaron el convenio en junio, antes del torneo en la Florida. Accedieron a un nuevo contrato que incluía recortes generalizados en los salarios y reducía las primas.

La renegociación incluyó también una extensión de un año en el contrato colectivo, hasta la temporada de 2025.