Liga Premier no se suspenderá; aplaza duelo del Fulham

La Liga Premier dejó en claro que no tiene intención de suspender la temporada a pesar de que debió aplazar un segundo encuentro esta semana, en momentos en que crece la preocupación en Inglaterra...

La Liga Premier dejó en claro que no tiene intención de suspender la temporada a pesar de que debió aplazar un segundo encuentro esta semana, en momentos en que crece la preocupación en Inglaterra por la rápida propagación de la nueva variante de coronavirus.

El encuentro del Fulham frente al Tottenham fue pospuesto el miércoles, mientras que el endurecimiento de las medidas del gobierno para combatir el brote significa que ningún estadio de la Liga Premier podrá contar con aficionados a partir de este momento.

Pero la liga ha rechazado las peticiones, incluyendo la del técnico del West Bromwich Albion Sam Allardyce, de suspender la competencia por segunda ocasión durante la pandemia. Entre marzo y junio se paralizó la temporada por 100 días durante la primera ola de infecciones.

La Premier no ha hablado sobre hacer una pausa en la temporada y no tiene planes de hacerlo, informó la liga. Seguimos confiados en que los protocolos de COVID-19 permitirán que los encuentros se realicen como están programados. Todos estos protocolos tienen el apoyo total del gobierno.

La salud de los jugadores y el personal es prioritaria, la liga también apoya la forma en la que los clubes están implementando los protocolos y reglas.

Dos días después de que una serie de casos de coronavirus entre jugadores de Manchester City llevó al aplazamiento de su partido previsto para el lunes ante el Everton, Fulham le notificó a la Premier que no podía jugar con Tottenham, por un brote de coronavirus entre sus integrantes.

Fulham tiene un aumento significativo de casos de coronavirus y varios jugadores mostraron síntomas el miércoles, de acuerdo con una declaración de la Liga Premier.

El club ahora va a realizar nuevas pruebas de diagnóstico.

La junta de la Liga Premier ha consultado con sus asesores médicos, y la decisión de aplazar el partido fue tomada como precaución y priorizando la salud de jugadores y personal, indicó la liga.

El martes, la Premier reportó su mayor número de casos positivos para una semana: 18 después de 1.479 pruebas a jugadores y empleados de clubes entre el 21 y el 27 de diciembre.

Pero Manchester City consiguió reanudar las prácticas del primer equipo, dos días después del cierre de sus instalaciones de entrenamientos, porque nuevas pruebas no revelaron más casos. Otros, incluyendo los jugadores Gabriel Jesús y Kyle Walker, siguen en aislamiento tras contraer el virus.

La seguridad sigue siendo nuestra prioridad y el club continuará procediendo con gran cautela, aseveró el City.

En toda Inglaterra, se han implementado diversos niveles de encierro debido al aumento de casos y a las preocupaciones sobre una variante nueva del coronavirus, que es más contagiosa.

Más de 5.000 casos fueron reportados en un día por primera vez el martes y el número de personas hospitalizadas con COVID-19 ha superado el primer pico del brote en abril.