Aplazado partidos de Tottenham y Fulham por casos de virus

Un brote de coronavirus en Fulham forzó a la suspensión de un segundo partido de la Liga Premier inglesa este miércoles apenas horas antes de que el equipo debía jugar con su rival londinense Tott...

Un brote de coronavirus en Fulham forzó a la suspensión de un segundo partido de la Liga Premier inglesa este miércoles apenas horas antes de que el equipo debía jugar con su rival londinense Tottenham.

Mientras que la decisión de aplazamiento fue tomada, la Liga Premier recibió más malas noticias del gobierno cuando las restricciones por el coronavirus fueron elevadas en toda Inglaterra, lo que deja todos los estadios sin hinchas.

Liverpool y Everton, los últimos de los 10 clubes que abrieron el mes autorizados a tener 2.000 espectadores, tendrá que jugar ahora en estadios vacíos.

Dos días después que casos de coronavirus entre jugadores de Manchester City llevaron al aplazamiento de su partido con Everton el lunes, Fulham le dijo a la Premier no puede jugar con Tottenham.

Fulham tiene un aumento significativo de casos de coronavirus y varios jugadores mostrando síntomas el miércoles, de acuerdo con una declaración de la Liga Premier.

El club ahora va a realizar nuevas pruebas del virus.

La junta de la Liga Premier ha consultado con sus asesores médicos y la decisión de aplazar el partido fue tomada como precaución y con la salud de jugadores y personal como prioridad, dijo la liga.

El martes, la Premier reportó su mayor número de casos positivos para una semana: 18 después de 1.479 pruebas a jugadores y empleados de clubes entre el 21 y el 27 de diciembre.

Pero Manchester City consiguió reanudar las prácticas del equipo grande, dos días después del cierre de sus instalaciones de entrenamientos, porque nuevas pruebas no revelaron más casos. Otros, incluyendo los jugadores Gabriel Jesús y Kyle Walker, siguen en aislamiento tras contraer el virus.

La seguridad sigue siendo nuestra prioridad y el club continuará procediendo con gran cautela, dijo el City.

En toda Inglaterra, diversos niveles de encierro debido al aumento de casos y preocupaciones sobre una variante nueva del coronavirus que es más contagiosa.

Más de 5.000 casos fueron reportados en un día por primera vez el martes y el número de personas hospitalizadas con COVID-19 ha superado el primero pico del brote en abril.

Pero la liga se ha resistido a llamados, incluyendo del técnico de West Bromwich Albion Sam Allardyce, de suspender la competencia, como se hizo por 100 días de marzo a junio la temporada pasada.