Clubes milaneses resurgen y amenazan dominio de la Juve

Como todo en 2020, la Serie A italiana luce extraña.

Como todo en 2020, la Serie A italiana luce extraña.

Por primera vez desde 2009, los dos clubes milaneses se ubican en la cima de la liga italiana en el parón invernal.

El Inter ganó el título en aquella temporada, y el Milan, su rival acérrimo, se coronó al año siguiente.

Ninguno de los dos conjuntos ha alzado el trofeo desde entonces. Juventus ha ejercido un dominio de nueve años sobre el fútbol italiano.

Ahora, el Milan está un punto encima del Inter, que se ubica segundo.

Sin embargo, el conjunto rossonero no puede adjudicarse todavía el título extraoficial de campeón de invierno. Ese honor simbólico es para el club que termina como líder la primera vuelta de la campaña.

Y debido a los efectos de la pandemia de coronavirus sobre el calendario de la temporada anterior, se han disputado sólo 14 de las 19 fechas que conforman la primera vuelta de la campaña actual.

La actividad de la Serie A se reanudará el 3 de enero.

MEJORíA DEL MILAN

Todo puede cambiar mucho en un año.

Milan ha obtenido 34 puntos en sus primeros 14 duelos de liga, exactamente el doble de la cosecha a estas alturas de la campaña anterior.

Los rossoneri son el único equipo invicto en las cinco principales ligas de Europa, con 10 triunfos y cuatro empates. De hecho, acarician un récord.

Se trata apenas del segundo equipo en esas cinco ligas que ha anotado al menos dos goles en más de 15 partidos consecutivos, una racha que se remonta a la campaña anterior.

Lo ha logrado en 16 encuentros seguidos, dos menos que el Barcelona de 1948.

La diferencia entre este año y el anterior tiene un nombre: Zlatan Ibrahimovic.

El club marchaba en el duodécimo sitio en enero, cuando el astro sueco volvió, ocho años después de que su salida y la de otros jugadores generó una espiral descendente.

Ibrahimovic ha ayudado a transformar el club no sólo con sus goles, sino con su liderazgo.

A sus 39 años, ha participado en menos de la mitad de los compromisos del equipo en esta temporada. Se ha visto marginado por el coronavirus y por lesiones.

Sin embargo, acumula 10 goles en sus seis encuentros de liga.

Ibrahimovic ha ayudado también a que el entrenador Stefano Pioli saque lo mejor de un plantel joven. El equipo ha contado con dos de las alineaciones de menor edad en la Serie A desde al menos 2004-2005, cuando la firma proveedora de estadísticas Opta comenzó a recabar esos datos.

Pioli me dijo que allá (en Suecia) tengo dos niños, pero acá tengo 25 y me necesitan, comentó Ibrahimovic en una entrevista reciente, durante la que se le preguntó si había pensado en irse a su país natal cuando estaba lesionado.

Asimismo, Ibrahimovic infundió en sus compañeros una mentalidad que los lleva a jamás darse por vencidos. Ello fue evidente el miércoles, cuando Theo Hernández anotó en los descuentos para lograr la victoria por 3-2 sobre Lazio. Ese resultado garantizó que Milan se marchara al parón invernal encima del Inter.

Aunque finalizar el año como líder es un logro meramente emblemático, quedó clara su importancia, a juzgar por el festejo de los jugadores.

Unos 500 seguidores dieron la bienvenida al autobús al estadio, encendiendo bengalas y entonando cánticos. Todavía se prohíbe el ingreso de público en el graderío debido a la pandemia.

JUVE FLAQUEA

Las cosas no le han salido conforme a lo previsto al nuevo técnico Andrea Pirlo.

Se le encomendó implementar en Juventus un estilo más atractivo, y poner fin a la espera de un cuarto de siglo sin conquistar la Liga de Campeones. Parecían exigencias muy altas para alguien que ocupa el puesto de entrenador por primera vez.

Los bianconeri han sufrido varios tropiezos en la Serie A, donde habían ejercido un dominio ininterrumpido durante las nueve temporadas previas.

Bajo las órdenes del técnico de 41 años, la Vecchia Signora ha tenido uno de sus peores comienzos de temporada desde 2010. Acumula 11 puntos menos que los obtenidos luego de 13 fechas de la temporada anterior, bajo la guía de Maurizio Sarri.

El problema es que la Juve se está dejando empatar en los partidos que antes ganaba. Los dirigidos por Pirlo han igualado seis de sus cotejos más que en cualquiera de las últimas ocho temporadas, salvo la 2014-15.

Asimismo, el equipo parece demasiado dependiente de Cristiano Ronaldo, y luce inoperante cuando el astro portugués no anda tan bien. Cristiano y sus compañeros finalizaron el año con lo que, según el capitán Leonardo Bonucci, fue el peor desempeño de la temporada, una derrota por 3-0 como locales ante Fiorentina, un conjunto amenazado por el descenso.

Fue la primera vez que un equipo italiano se ha impuesto al menos por tres goles de diferencia en el nuevo estadio de la Juve, al que se mudó en 2011.

Buena parte del destino de Juventus ”y de Pirlo” podría definirse el mes próximo, cuando el conjunto de Turín cumpla dos visitas a Milán en un tramo de 11 días, para disputar encuentros cruciales de liga, ante el Milan y el Inter.

INTER, EN FORMA

El equipo con más probabilidades de privar al Milan del título en la Serie A parece ser el Inter, su rival acérrimo.

Los nerazzurri han finalizado regularmente entre los primeros cuatro de la Serie A en las últimas campañas, mientras que el Milan no se ha ubicado por encima del quinto peldaño desde 2013.

Inter ha seguido acumulando victorias. Atraviesa una racha de siete consecutivas.

Finalizó la temporada anterior apenas un punto detrás de Juventus, el margen más pequeño de ventaja en una coronación de los bianconeri en la última década. El técnico Antonio Conte comenzó la era sin precedente de dominio de la Juve y podría ser el encargado de ponerle fin.

Mucho dependerá de si el Inter puede evitar lo que se ha convertido en una tradición: una caída en su desempeño a la mitad de la campaña.

El derbi milanés está previsto para el 21 de febrero.