Patrocinadores de Juegos de Tokio acuerdan nuevos contratos

de la cantidad de cualquier Juego Olímpico previo y es encabezado por Dentsu Inc,, la enorme compañía japonesa de publicidad que también es el agente de mercadotecnia de los Juegos de Tokio.

de la cantidad de cualquier Juego Olímpico previo y es encabezado por Dentsu Inc,, la enorme compañía japonesa de publicidad que también es el agente de mercadotecnia de los Juegos de Tokio.

Toshiro Muto, el presidente general del comité organizador, dijo que Dentsu había dirigido las negociaciones.

No es que hallamos realizado las negociaciones para obligar a las compañías a invertir, subrayó Muto.

Mori agregó que las compañías no fueron presionadas.

Mori reconoció que muchas de esas compañías enfrentaban un momento difícil económicamente. También resulta evidente que los Juegos Olímpicos de Tokio se han convertido en una prioridad para el gobierno japonés, lo cual habría dificultado una negativa de las compañías a la negociación.

También hemos escuchado de nuestros socios sobre la difícil situación que cada uno de ellos enfrenta en medio de la pandemia y la crisis económica sin precedentes, destacó Mori.

El diario japonés Nikkei publicó este mes que cada uno de los 15 Socios de Oro" aportarían cerca de 10 millones de dólares. Entre ellos se encuentran firmas de renombre como Canon, Fujitsu y el Grupo Financiero Mizuho.

Nikkei también es un patrocinador oficial en Japón, al igual que otros periódicos como Asahi, Mainichi, Yomiuri y varios diarios de menor circulación.

Patrocinadores como las aerolíneas ANA y Japan Airlines se encuentran entre las compañías en apuros durante la pandemia, pero ambas aparecen entre las compañías que acordaron la nueva aportación, de acuerdo con los reportes.

Muto reconoció que no todas las aportaciones involucran dinero en efectivo y señaló que algunas serían en especie a través de bienes y servicios proporcionados en lugar de pagos de dinero.

Los organizadores de los Juegos de Tokio anunciaron a inicios de esta semana que su nuevo presupuesto, que aumentó por el aplazamiento y el costo de realizar unos Juego Olímpicos en medio de una pandemia, había registrado un incremento de 2.800 millones de dólares, lo que eleva al costo oficial a 15.400 millones.

Las auditorías al gobierno en los últimos años muestran que el total probablemente ronda los 25.000 millones de dólares, de los cuales todo excepto 6.700 millones proviene de los contribuyentes.

La Universidad de Oxford indicó en un estudio hace cuatro meses que los Juegos de Tokio son los Juegos Olímpicos de verano más caros en la historia.