Coaches de NBA seguirán desafiando decisiones arbitrales

Las impugnaciones de las decisiones arbitrales por parte de los entrenadores de la NBA se quedarán.

Las impugnaciones de las decisiones arbitrales por parte de los entrenadores de la NBA se quedarán.

Tras la recomendación del comité de competencia de la liga, la junta de gobierno de la NBA decidió el jueves mantener la opción de estos desafíos por parte de los entrenadores a futuro. La medida se introdujo el año pasado a manera de prueba.

Los entrenadores desafiaron 700 decisiones la campaña pasada, incluyendo la postemporada. Las decisiones el arbitrales fueron revertidas 308 veces, el equivalente al 44%.

Nuestros coaches fueron receptivos para la versión piloto del desafío por parte de entrenadores, incrementando su uso y llegando a estar más cómodos con el concepto y los aspectos estratégicos mientras avanzó la temporada, dijo Bryon Spruell, presidente de operaciones de la liga.

También fue aprobado por la junta de gobierno un plan para permitir que los equipos expandan su nómina de jugadores en activo, de 13 a 15 en las noches en que haya partido durante esta temporada. El cambio llegó en respuesta a la pandemia de coronavirus y prevé la posibilidad de que los equipos se queden sin algunos jugadores por un tiempo.

Habrá gente que contraiga el virus. Va a suceder y nos tenemos que adaptar, dijo el base de Toronto Kyle Lowry el jueves, unas horas antes de la reunión de la junta de gobierno, a la pregunta sobre los protocolos de salud y seguridad durante la temporada. Cuando suceda, nadie va a saber cómo, nadie entenderá cómo ocurrió. Pero necesitamos tener un ajuste, entender que van a ocurrir cosas. Tenemos que ajustarnos, descifrarlo.

Además, se estableció la fecha límite de transferencias para esta temporada: será el 25 de marzo, alrededor de dos semanas después de que inicie la segunda mitad del calendario. Hasta el momento se conoce el calendario hasta el 4 de marzo y el resto se determinará en las próximas semanas.

La liga modificó dos partes de la regla de impugnaciones de la temporada pasada. Los equipos ya no podrán desafiar la decisión anterior si incurren en una infracción por demorar el juego antes de pedir que se revise y ”en situaciones en las que los árbitros se reúnan para determinar qué decisión tomar” el lapso que tendrá un equipo para presentar el reto iniciará hasta que se tenga la decisión final de la jugada.

Aunque la regla se mantendrá, esto no quiere decir que no podrá modificarse a futuro. La liga reconoció en el pasado que está en la cuerda floja entre el deseo de acortar los encuentros, no interrumpir el ritmo de juego y corregir la mayor cantidad posible de errores arbitrales.