Suspendidos, 3 pesistas y un ciclista colombianos

Colombia podría verse imposibilitada de participar en las pesas de los próximos Juegos Olímpicos, luego que tres de sus representantes en este deporte fueron suspendidos cuatro años por dopaje.

Colombia podría verse imposibilitada de participar en las pesas de los próximos Juegos Olímpicos, luego que tres de sus representantes en este deporte fueron suspendidos cuatro años por dopaje.

El organismo antidopaje adscrito a la Federación Internacional de Levantamiento de Pesas confirmó las sanciones a los pesistas Juan Felipe Solís, Yenni Sinisterra y Ana Iris Segura.

También el miércoles, el tribunal antidopaje de la Unión Ciclista Internacional ratificó una severa sanción contra Fabián Hernando Puerta.

Los tres pesistas se encontraban suspendidos provisionalmente desde febrero, tars arrojar positivo de boldenona. Negaron haber consumido intencionalmente dicho esteroide anabólico y presentaron una apelación que no ha prosperado en una primera instancia ante el organismo antidopaje de la Federación Internacional.

En el veredicto de la parte científica, desestimaron los argumentos presentados por los deportistas. Ahora ellos tienen dos opciones. La primera es aceptar la sanción de cuatro años, mientras que la segunda es apelar la suspensión y continuar con el proceso en donde podrían obtener rebaja de sanción o demostrar su inocencia, pero si pierden la penalidad podría ser peor, manifestó William Peña, presidente de la Federación Colombiana de de pesas a la radio local Antena 2.

Peña expresó su temor de que la situación impida incluso la presencia de otros pesistas colombianos en los Juegos Olímpicos. Ello obedecería a una disposición del Código Disciplinario, que marginaría de la competición a los países con tres representantes que hayan dado positivo de dopaje.

Hay dos vías de acción y la primera es que los deportistas demuestren que no se doparon, el cual llevaría un proceso muy largo que en caso de no se conozca el fallo antes de los Juegos Olímpicos. Colombia podría tener representantes, pero si se revela la decisión antes de las justas y no es favorable, el país no contará con participantes en las Olimpiadas, subrayó.

Así, el país quedaría marginado de un deporte que ya le ha redituado dos medallas de oro en la historia, la de María Isabel Urrutia en Sydney 2000 y la de í“scar Figueroa en Río de Janeiro 2016.

La Federación se prepara para la defensa con el objetivo de erradicar cualquier sospecha para que los organismos internacionales no hablen que en Colombia los deportistas se están dopando con el apoyo de la federación, recalcó Peña.

En cuanto al ciclista Puerta, fue sometido a un control sorpresa en junio de 2018 y la notificación del positivo se produjo el agosto de ese año cuando fue suspendido.

El Tribunal declaró al ciclista culpable de una infracción de las normas antidopaje (presencia de metabolito de boldenona) y lo sancionó con un período de inelegibilidad de 4 años, informó la UCI.

El ex campeón mundial del del keirin, de 29 años, terminará de cumplir la sanción en agosto de 2022 y se perderá los Olímpicos de Tokio.

Existe un antecedente reciente de un deportista colombiano cuya apelación prosperó. El tenista Robert Farah recibió autorización en febrero para regresar a las canchas.

La Federación Internacional de Tenis aceptó el que el jugador de 33 años dio positivo de un agente anabólico por ingerir carne contaminada en Colombia.