Leverkusen es líder de la Bundesliga con triunfo

Bayer Leverkusen se apoderó del liderato de la Bundesliga tras vencer el domingo 4-1 a un Hoffenheim que acabó con nueve hombres. Schalke, en tanto, vio estirar a 27 su racha de partidos sin poder g...

Bayer Leverkusen se apoderó del liderato de la Bundesliga tras vencer el domingo 4-1 a un Hoffenheim que acabó con nueve hombres. Schalke, en tanto, vio estirar a 27 su racha de partidos sin poder ganar en la liga alemana.

Leon Bailey firmó un doblete para encaminar el triunfo del Leverkusen, con el delantero argentino Lucas Alario poniendo cifras definitivas con un penal.

Sin presencia de aficionados para animar a los equipos debido a la pandemia de coronavirus, el ambiente en Leverkusen fue cortesía de un grupo de granjeros afuera del estadio. Hicieron sonar las bocinas de sus tractores decorados con luces de un desfile de Navidad local.

Así como hicieron los hinchas del Union Berlin, que prendieron fuegos artificiales para inspirar a su equipo en el empate ante el Bayern Múnich el sábado, al desfile de tractores del Leverkusen fue correspondido con una victoria del equipo de casa.

El Leverkusen quedó un punto por delante del Bayern y el Leipzig. Aunque el Leverkusen vendió al Chelsea inglés al delantero Kai Havertz, su mejor jugador, se mantienen sin perder en la Bundesliga y aprovechan los tropezones de sus rivales.

Un magistral acción individual Bailey le dio la ventaja al Leverkusen a los cuatro minutos, cuando el extremo jamaiquino recortó por la derecha y clavó el balón cerca del poste izquierdo. Cuando era evidente que el remate de Bailey apuntaba al marco, fue muy tarde la reacción del portero Oliver Baumann.

La segunda anotación de Bailey, a los 27, fue un regalo anticipado de Navidad. Tuvo suficiente tiempo para interceptar un mal pase hacia atrás de Andrej Kramaric, y batió a Baumann para anotar.

Un gol de Christoph Baumgartner a los 50 le dio esperanzas de remontada al Hoffenheim, pero Florian Wirtz, un centrocampista de 17 años superó a dos defensas del conjunto visitante y envió el balón sobre el portero rival para el 3-1.

Una segunda tarjeta amarilla a Florian Grillitsch, a los 64, acabó de sellar la suerte del partido. Su compañero Stefan Posch también fue expulsado por doble amonestación.

En su regreso tras sufrir una lesión, Alario anotó un penal en tiempo de compensación, su octavo gol en el mismo número de partidos en la Bundesliga.

OTRO DESLIZ PARA EL SCHALKE

El intento del Schalke de poner fin a su larga racha sin ganar en la Bundesliga fue frustrado cuando un Augsburgo con 10 hombres rescató el domingo el empate 2-2 con un gol cerca del final, en un duelo ensombrecido por la conmoción sufrido por el delantero del Schalke Mark Uth.

Marco Richter empató el encuentro para el anfitrión Augsburgo en tiempo de compensación con un cabezazo tras un centro de Michael Gregoritsch.

Schalke llegó a 27 partidos en la liga alemana sin ganar, acercándose al récord de todos los tiempos, los 31 del Tasmania Berlín en 1965-66.

Recién en la temporada 2018-19 Schalke disputó la Liga de Campeones. Ahora mismo se encuentra en el fondo de la Bundesliga tras conceder 33 goles en 11 duelos.

La mayor parte del partido se disputó con ambos equipos consternados por Uth, quien sufrió una aparente grave lesión cuando salió a pugnar por un balón aéreo con el defensa del Augsburgo Felix Uduokhai.

El personal médico lo asistió durante unos ocho minutos en el terreno de juego antes de que se lo llevaran inmóvil en camilla.

En Twitter, Schalke informó que Uth fue hospitalizado con una conmoción y que esperamos que pueda volver mañana a casa. Minutos después, en el primer tiempo, su compañero Nassim Boujellab tuvo que ser vendado después de un choque de cabezas con Uduokhai, pero pudo continuar jugando.

Augsburgo se fue al frente cuando un tiro libre del ex Schalke Daniel Caligiuri se coló en la red tras ser desviado por el defensa del Schalke Suat Serdar. Benito Raman aprovechó un mal pase hacia atrás para empatar a los 51.

El delantero del Augsburgo Florian Niederlechner fue expulsado por una segunda amarilla cuando golpeó con la espalda a Salif Sané al saltar por un balón. Serdar dio la asistencia para Boujellab firmase el segundo del Schalke a los 61.